lunes, 22 de febrero de 2016

ESTABLES---ANCHUELA DEL CAMPO municipio de Guadalajara historia, cultura, turismo, alojamiento, empresas




ESTABLES---ANCHUELA DEL CAMPO municipio de Guadalajara historia, cultura, turismo, alojamiento, empresas





Su importancia estratégica, situada en un camino natural que asciende desde Aragón, a través del río Mesa, hacia el centro del Señorío de Molina, hizo que ya en los comienzos de la repoblación del territorio, hacia el siglo XII en su primera mitad, se colocara en la parte más alta del valle un torreón de vigía, y a sus pies el pueblo, entonces humilde, que progresivamente fue creciendo en habitantes y valor. Ese torreón era una de las primitivas fortalezas defensivas del independiente señorío (primero los Lara y luego los monarcas castellanos). En 1432, D. Alvaro de Luna, como canciller del rey Juan II, ordenó que el castillo de Establés fuera reparado.
En ese mismo siglo XV, cambió bruscamente el destino histórico del pueblo, al ser violentamente conquistado por D. Gastón de la Cerda, conde de Medinaceli, en cuya casa y territorio quedó incluido este lugar y otros cercanos. El Común de Villa y Tierra de Molina solicitó repetidas veces de sus señores, los Reyes Católicos, que les fuera devuelto el lugar y castillo de Establés. Siendo su alcaide, por los Medinaceli, D. Pedro de Zurita, éste se negó a obedecer las órdenes reales, y los monarcas se vieron obligados a utilizar la fuerza enviando como alcalde ejecutivo a Diego de Riaño. El 1481, y tras ciertas escaramuzas guerreras entre las gentes del Común de Molina, capitaneadas por su Regidor D. Luis Fernández de Alcocer, y el entonces alcaide Sancho Díaz de Zurita, Establés pasó de nuevo a ser del Común molinés, donde prosiguió durante siglos.


Destaca sobre su caserío el castillo medieval, que fue construido, tal cual hoy se ve, por orden de su señor el conde de Medinaceli, en 1450. Fue encargado de la erección de la fortaleza un tal Gabriel de Ureña, que utilizó su crueldad para conseguir baratos los materiales (piedras, vigas, etc.) y de ahí que el recuerdo de sus malos modos quedara desde entonces grabado en los naturales del pueblo, que estos todavía denominan «castillo de la mala sombra» al que preside la silueta de su pueblo. Es fortificación típica de su época, constando de fuertes muros que establecen una planta cuadrada, rematando sus esquinas con cubos semicirculares, siendo el torreón de su punto sur el más fuerte de ellos. La entrada, escoltada, de torre y garitón, la tiene al nordeste. El interior está vacío, aunque ahora habilitado para vivienda por sus actuales propietarios.
También es de destacar en Establés, además del interesante conjunto de sus construcciones de arquitectura popular, que en la plaza Mayor adquieren un tono variado y muy atractivo, la iglesia parroquial, obra del siglo XVI, de grandes proporciones, bella espadaña manierista a los pies, y amplio interior con buenos retablos renacentistas y barrocos. Asimismo, en la plaza destaca una casa noble edificada en piedra, con algunos escudos y restos decorativos platerescos.
En el término de Establés son mencionables, la llamada «torrecilla» que se encuentra casi entera, y es muestra de las fortificaciones que en estos terrenos puso el Señorío de Molina por su cercana frontera con Aragón y el Común y señorío de Medinaceli; y la torre o despoblado de Chilluentes, que hace de límite con el término de Concha, y que permite contemplar, en medio de alto y estrecho valle, ya en los pies de la sierra de Aragoncillo, una gran torre defensiva levantada en el siglo XII, con cinco pisos de altura, de la que sólo restan dos de sus muros, así como una pequeña iglesia románica, -la parroquial de aquel antiguo pueblo de Chilluentes que quedó despoblado en el siglo XVI- dedicada a San Vicente, y que entre sus muros encierra una pila románica, mostrando su ábside semicircular con ventanal central, aspillerado, decorado con sencillos elementos geométricos y helioformes. A escasos km se encuentra Anchuela del Campo, pueblo que es pedanía de Establés, también con interesante iglesia y caserío y con el atractivo natural de la garganta del río Mesa.



Celebra Establés sus fiestas patronales, cada año más animadas, en la mitad de agosto, en honor de la Asunción de la Virgen María. Actos recreativos, culturales, deportivos y gastronómicos forman unas jornadas de grata convivencia para sus vecinos, los hijos emigrados que entonces vuelven, y los forasteros que quieran visitar la localidad en esos días.



ANCHUELA DEL CAMPO pedania de ESTABLES

Este lugar fue reconquistado por Alfonso I el Batallador, rey de Aragón, en 1122, antes que Molina, y fue incluido en la Comunidad de Villa y Tierra de Calatayud, al igual que Milmarcos, incluyéndose después en la sesma del Campo del Señorío de Molina.
En la plaza del pueblo, al borde del camino real, se encuentra la gran casona de la familia Cubillas. Sobre su portada aparece, tallado en piedra, el escudo de esta hidalga familia, que consiste en un perro junto a un árbol, un castillo, y tres calderones más tres hoces, símbolos del poder y riqueza basados en la agricultura. El mayorazgo lo fundó, en 1585, Francisca de Cubillas, casada con Juan López. En el siglo XVII ostentaban este mayorazgo y ocuparon la casona Gregorio de Cubillas, y Simón de Cubillas. De éste nacieron varias hijas, cuatro de ellas monjas de Buenafuente, y otra transmisora del mayorazgo. Descendientes de esta familia, y también nacidos en Anchuela, en siglo XVII, fueron don José Martínez Malo y Cubillas, oidor de la Real Chancillería de Santa Fe de Bogotá; don Gregorio Martínez-Malo y Cubillas, capitán de infantería en el tercio de los Azules, que murió heroicamente en la guerra de Sucesión, en 1704, en el campo de batalla de Cillorico de la Veyra (Portugal) y don Alonso Martínez-Malo Cubillas, capitán de coraceros de Granada, murió también valerosamente en la misma guerra, en Oliana. Ambos hermanos formaron en el lado del Borbón Felipe, que mandó imprimir sus servicios. Las extensiones y riquezas de los Cubillas abarcaban gran parte del término de Anchuela y del ya desaparecido de Chilluentes, y en el siglo XVII poseían muchos miles de cabezas de ganado lanar.




  • Castillo de Establés

    Fortaleza del siglo XV, tiene todas las características de los castillos construidos pensando en la artillería: muros y torres de igual altura, no demasiado altos.más
  • Fortaleza del siglo XV, tiene todas las características de los castillos construidos pensando en la artillería: muros y torres de igual altura, no demasiado altos.
    HISTORIA Y DESCRIPCIÓN
    De planta rectangular, presenta el clásico refuerzo en las esquinas mediante torres circulares, y una torre del homenaje con planta cuadrada cerrando el recinto. Especialmente atractiva, junto a la puerta, es la base de su torre vigía, de forma redondeada, al igual que el remate de sus torres.
    Sobre una fortaleza antigua y en mal estado, se encargó la reedificación a Gabriel de Ureña, que adquirió fama de déspota al obligar a los vecinos a rebajar el precio de materiales y mano de obra. Trataba de cumplir a toda costa el encargo del conde de Medinaceli, de reforzar la frontera con Aragón a cualquier precio. De ahí el sobrenombre mala sombra del castillo.
    ACCESO AL CASTILLO
    Acceso libre a su exterior.
    CURIOSIDADES
    En los alrededores de Estables se halla la Torre de Chilluentes, del s. XII. A su alrededor, restos de casas y de la iglesia del pueblo abandonado en el s. XVI.
  • Establés

    Pequeño municipio situado al norte de la comarca del Señorío de Molina. El pueblo de Establés se nos presenta de inmediato con la silueta de su castillo en bandolera. El castillo es la verdadera enseña de Estables, como lo ha pasado a ser el tronco centenario del olmo, o la torreta del reloj muni...más
  • Es de destacar en Establés, además del interesante conjunto de sus construcciones de arquitectura popular, que en laplaza Mayor adquieren un tono variado y muy atractivo, la iglesia parroquial, obra del siglo XVI, de grandes proporciones, bella espadaña manierista a los pies, y amplio interior con buenos retablos renacentistas y barrocos. Asimismo, en la plaza destaca una casa noble edificada en piedra, con algunos escudos y restos decorativos platerescos. En el término de Establés son mencionables, la llamada «torrecilla» que se encuentra casi entera, y es muestra de las fortificaciones que en estos terrenos puso el Señorío de Molina por su cercana frontera con Aragón y el Común y señorío de Medinaceli; y la torre o despoblado de Chilluentes, que hace de límite con el término de Concha, y que permite contemplar, en medio de alto y estrecho valle, ya en los pies de la sierra de Aragoncillo, una gran torre defensiva levantada en el siglo XII, con cinco pisos de altura, de la que sólo restan dos de sus muros, así como una pequeña iglesia románica, -la parroquial de aquel antiguo pueblo de Chilluentes que quedó despoblado en el siglo XVI- dedicada a San Vicente, y que entre sus muros encierra una pila románica, mostrando su ábside semicircular con ventanal central, aspillerado, decorado con sencillos elementos geométricos y helioformes.



Si tiene una empresa, negocio, autónomo, artesano etc. en esta localidad y quiere aparecer aquí, deje los datos que quiera aparencan en comentarios, o, mándalos a manuelinserti@hotmail.com  ES GRATIS

















No hay comentarios: