miércoles, 9 de marzo de 2016

BUDIA municipio de Guadalajara historia, cultura, turismo, alojamiento, empresas




BUDIA municipio de Guadalajara historia, cultura, turismo, alojamiento, empresas





fundación de este pueblo, si bien el primer documento escrito data de 1388, la fundación debió ser anterior a la dominación árabe. No se pudo escapar a antiguos pobladores su extraordinaria ubicación en una hondonada abrigada de los vientos del norte y rodeada de un vergel de vegetación donde nacen manantiales de aguas purísimas. Juan Catalina García, cronista provincial, recoge de los Aumentos a la Real Provisión de Felipe II (27 de Noviembre de 1580) que el nombre de Budia procede de la voz latina “Peteus”, que quiere decir pozo.
En la baja Edad Media, como ocurrió en muchos casos, la letra “P” cambió por la “B” denominándose “Beteus”. El mismo autor asegura que en el norte de África hay familias moras con el apellido Budia que aún conservan, lo que corrobora la existencia de este poblado durante la dominación sarracena.
Perteneció tras la Reconquista del territorio a fines del siglo XI, a la Comunidad de Villa y Tierra de Atienza. Dos o tres siglos después, quedó incluida dentro de la Tierra o Común de Jadraque, al desgajarse éste de la tutela atencina. La tierra de Jadraque quedó dividida en sesmas.
En el siglo XV, y por donación hecha por Juan II y su esposa la reina María a sus fieles cortesanos Gómez Carrillo y María de Castilla, pasó Budia al señorío de estos cortesanos.
En 1434 adquirió el título de Villa. En 1478, don Alfonso Carrillo de Acuña traspasó Jadraque y sus sesmas al Cardenal D. Pedro González de Mendoza, y este fundó el Condado del Cid. Éste pasó a su hijo don Rodrigo Díaz de Vivar y Mendoza, marqués de Canete, y una generación después vino a añadirse a los títulos y posesiones del gran duque del Infantado, en cuya casa permaneció hasta la abolición de los señoríos por la Constitución de 1812.
La mayor prosperidad de Budia llegó en los siglos XVII y XVIII, hasta el punto de producir 10.000 cordobanes que se exportaban a todo el reino. Pero en 1710 la Guerra de Sucesión frenó contundentemente el bienestar de Budia ya que los ejércitos del Archiduque estuvieron cuatro días acampados en esta localidad y al retirarse la saquearon quitándole a sus moradores el grano, más de 14.000 raciones de pan, saqueando en la iglesia ornamentos, valiosas alhajas y quemando más de 6.000 colmenas valorándose todo en 44.000 ducados, suma importantísima para la época. Todo ello no amilanó a los vecinos de Budia que volvieron a darle la importancia económica que tenía antes de tan lametable suceso.
Pocos años más tarde en 1768 reinando Carlos III se designó a Budia cabeza de departamento de Durón, Gualda, Valdelagua, Picazo, Valfermoso, Balconete, Retuerta, Irueste y los dos Yélamos.
En 1830 cuando empieza a declinar la importancia de la villa de Budia tenía dos batanes, dos molinos, 16 tiendas de comestibles y avituallamientos, 10 zapateros, varios abogados, médicos, cirujanos y un boticario. (Enciclopedia Militar de España 1830).
También hubo un Hospital en Budia. Al menos así se dice en el libro de Respuestas Generales al Catastro del Marqués de la Ensenada que se guarda en el Archivo Histórico 



El entorno que rodea la villa de Budia se corresponde con el paisaje típico de la Alcarria, la comarca natural a la que pertenece. Montes y valles se alternan para dar cauce a los numerosos ríos y arroyos que han esculpido esta singular orografía y que convergen en el Tajo y en el cercano pantano de Entrepeñas.

VALDELAGUA pedania 

Se desconoce la fecha de fundación de la villa como ocurre con la mayoría de los pueblos de la provincia. La ausencia de documentación sólo permite especular sobre la base de la espadaña de la iglesia, de más que probable construcción románica. El lugar aparece mencionado junto con otros pueblos de la zona en documentos fechados en el siglo XIV.

El nombre es bastante esclarecedor de la situación y las condiciones geológicas, un estrecho barranco surcado por un arroyo alimentado por varias fuentes, algunas de las cuales se encontraban en el interior de las casas y bodegas de la villa.
Fue parte del señorío real de Brihuega, hasta que en el año 1434, por donación de María de Aragón, consorte de Juan II, pasó a ser propiedad de Gómez Carrillo y María de Castilla. Continua pasando de unas familias a otras hasta llegar a la familia de Mendoza y a través de los marqueses de Cenete, dentro del sesmo de Durón.

Durante la Guerra de Sucesión Española que enfrentó a los defensores del futuro Felipe V (franceses) contra los que aseguraban que el verdadero heredero de Carlos II, monarca fallecido sin descendencia, debía pertenecer a la casa de los Habsburgo (austriacos, holandeses e ingleses) tuvo como víctima la iglesia de Valdelagua a causa de las inclinaciones políticas de su párroco. Antes de la derrota de los defensores de los Habsburgo en 1710 en la batalla de Villaviciosa, muy cerca de la localidad de Brihuega, las tropas de la alianza se retiraban hacia Barcelona. Cuando atravesaban la villa de Valdelagua oyeron al sacerdote cantar las victorias de Felipe V. Pensaron en arrancarle la lengua y matarle, pero la intercesión del general Villarroel permitió que sólo quemaran y destruyeran la iglesia, y al cura lo colocaran en primera línea durante la batalla de Villaviciosa






  • Budia

    Budia se aparece al viajero apiñada en una hondonada que va cayendo hacia el antiguo cauce del río Tajo, ahora remansado desde que se construyó el dique de Entrepeñas. Sobresale, entre un sin fin de tejados de tonos oscuros, la austera torre de la iglesia y, cerca de ella, la amplia balconada de ...más
  • Su privilegiada posición entre la llanura de la Alcarria y el valle del Tajo, entre las presas de Budia y  Entrepeñas, conforman su bello entorno. Además cuenta con el honor de pertenecer al libro “Viaje a la Alcarria” de Camilo José Cela. Por si esto fuera poco, existen en la localidad varios monumentos dignos de ser admirados como la iglesia de San Pedro en la calle Soledad y la Plaza Mayor, de aspecto trapezoidal donde se encuentra el Ayuntamiento, de estilo renacentista. Completa el conjunto urbano la visita a la Picota o rollo en la que sobresalen cuatro cabezas de animales y el Convento de Los Carmelitas, fundado en 1688, en él se guardan las cartas manuscritas de Ana de San Bartolomé y Santa Teresa de Jesús.

    La portada de la iglesia es uno de los mejores ejemplos del plateresco en la provincia. Como otras tantas, durante la Guerra Civil perdió su retablo mayor, ocupando su lugar un frontal de altar en plata generosamente decorado. A ambos lados de ese altar se encuentran dos tallas de Pedro de Mena: un Ecce Homo y una Dolorosa muy realistas y expresivas y de brillante policromado.
     Del convento de los Carmelitas podemos contemplar su magnífica fachada con un enorme ventanal encargado de dar la luz necesaria al coro. Contaba con una gran cúpula, hoy hundida, sobre el crucero. El edificio fue víctima de las tropelías cometidas por las tropas de Napoleón y de la desamortización de Mendizábal
    El acceso a la iglesia es libre, para el convento lo mejor es preguntar en el pueblo.


    Perderse y recorrer sus muchas casas nobiliarias: la de los Condes de Romanones, la Casa Poyatos, antiguo hospital, la Casa de la Parra, la Casa del Duende y la Casa de los López Hidalgo. Todas cuentan en su fachada con el escudo nobiliario de estas ilustres familias.  
  • Apartamentos Rurales El Cóndor

    Los Apartamentos Rurales El Cóndor están situados en el corazón de la Alcarria en el municipio de Budia, en la misma Plaza donde se encuentra el bello edificio del Ayuntamiento, con pórtico y galería alta de columnas, (muchas de ellas datan de la época de los Reyes Católicos), con capiteles talla...más
  • Bonito edificio de piedra, dispone de 8 viviendas (disponibles 7) apartamentos, duplex y estupendo ático abuhardillado con vigas de madera, con unas bonitas vistas a la montaña.La decoración de los Apartamentos Rurales combina lo rústico con lo funcional, con colores cálidos en las paredes, cocinas independientes, todas las habitaciones son luminosas, gozan de una belleza muy singular, con preciosas vistas a los dos cerros llamados "Las Tetas de Viana".
    Muy bien equipados con horno, frigorifico, vitroceramica, vajilla, ropa de cama, toallas, tv, wifi...La zona ofrece pueblos con encanto como Brihuega, Cifuentes, Trillo, El Olivar.
    Budia es un pueblo tipico castellano con calles estrechas y empedradas, cuenta con el pantano de Entrepeñas que esta a escasos 4 km. con zonas de baño y empresas que se dedican a actividades como piragüismo, ski acuatico, pesca, así como también se practica la caza.
    Podrá disfrutar de sus bonitas fiestas en el mes de septiembre, donde pueden ver los encierros taurinos, que gozan de justa fama, en un sitio privilegiado ya que se celebran en la plaza donde  se encuentran los apartamentos.
    Existen numerosas alternativas para disfrutar de la estancia Budia, haciendo 5 rutas diferentes, con excursiones por los montes y barrancos, donde subir hasta ellos no supone demasiada dificultad, sirviendo de miradores naturales, encontrando parajes de ensueño donde poder disfrutar de las bellas vistas de la naturaleza, y descubrir toda la grandeza de la Alcarria.
    Planta baja: 1 Apartamentos con 1 habitación doble con cocina independiente totalmente equipada, baño completo, salon independiente.
    1 Dúplex con 2 habitaciones uno doble, salón-cocina americana equipada y baño completo y aseo.
    1ª Planta: 2 Viviendas de 3 y 2 habitaciones, uno doble, cocina equipada y baño completo.
    2ª Planta: 2 Viviendas de 3 y 2 habitaciones, uno doble, cocina equipada y baño completo.
    3ª Planta: 1 Atico abuhardillado con 2 habitaciones, baño completo con ducha, y otro baño completo dentro de la habitación doble.
    El alojamiento en todas las viviendas cuenta con todas las comodidades para poder disfrutar en familia o con los amigos, de un entorno tranquilo.
    Opcionalmente los huéspedes pueden contar con los servicios del contiguo Mesón Taravillo, con excelentes comidas caseras.

  • Restaurante El Rincón de Budía

    El Restaurante El Rincón de Budía, situado en la localidad a la que alude su nombre, Budía, constituye un acogedor restaurante que te ofrece cocina creativa más
  • Para reponer fuerzas nada mejor que un exquisito asado, regado con un buen vino, en el mirador del Restaurante "El Rincón", con sus especialidades en carnes rojas, cordero, cabrito, tostas variadas, etc... , contemplando las huertas y los montes que rodean al pueblo.






Si tiene una empresa, negocio, autónomo, artesano etc. en esta localidad y quiere aparecer aquí, deje los datos que quiera aparencan en comentarios, o, mándalos a manuelinserti@hotmail.com  ES GRATIS
















No hay comentarios: