miércoles, 15 de junio de 2016

LEDANCA municipio de Guadalajara historia, cultura, turismo, alojamiento, empresas




LEDANCA municipio de Guadalajara historia, cultura, turismo, alojamiento, empresas





 Se encuentra en el valle del río Badiel, a la altura del km 94,5 de la N-II. En 2014 contaba con una población de 107 habitantes.. Es un pueblo pequeño en el que se sobreviven muchas de las antiguas casas de adobe, rodeado de pequeñas huertas y campos de secano, vides, árboles frutales y olivos.


Destacan la iglesia —de estilo románico aunque muy reformada debido principalmente al bombardeo que sufrió en la Guerra Civil de 1936— y la fuente de la plaza, del siglo XVIII. El paisaje de la zona es el típico de la Alcarria, y en los alrededores se encuentran la ermita, el Molino del Cura —de origen medieval— y las ruinas de un antiguo tejar.


Villa alcarreña, cuya situación sobre empinado otero que domina el hondo valle del río Badiel, es muy característica y el caserío derramado sobre sus vertientes, con la iglesia en lo más alto como picota, causa una impresión agradable a cuantos admiran el conjunto desde cualquier perspectiva.
La comarca de la Alcarria no estaría completa sin el municipio de Ledanca, que acoge también la aldea de Valfermoso de las Fuentes y se encuentra a 41 km de Guadalajara. Regado por el rio Badiel este pequeño pueblo tiene en su conjunto urbano su mayor tesoro. Y si vamos hasta Valfermoso no debemos perdernos su monasterio benedictino fundado en el año 1200, lo que le convierte en el más antiguo de Guadalajara. Dentro del monasterio su pieza clave es la iglesia barroca.  

Un paseo por las calles de Ledanca nos permitirá observar y disfrutar de sus casas hechas con adobe rojizo, entramados de madera y piedra caliza, como manda la arquitectura alcarreña propia de la zona. Muchas de ellas están rodeadas de huertos. En la Plaza Mayor también podremos ver una fuente pública, del siglo XVIII, con un gran pilón circular de piedra tallada y un portacaños con un curioso remate cónico. Además de los restos de uno de sus molinos, el del Cura, de construcción medieval y que ha sido recientemente reformado.

Acceso libre a todo el conjunto urbano.

No se marche sin visitar la iglesia de la Asunción, un templo de estilo barroco del   siglo XVII y con portada románica; y la Venta del Puñal, antigua hospedería y actualmente parador de carretera. En ella se alojaban los viajeros que hacían el Camino Real entre Madrid y Zaragoza. 

VALFERMOSO DE LA MONJAS pedania

El monasterio benedictino de Valfermoso de las Monjas es el monasterio vivo más antiguo de la provincia de Guadalajara. En el hondo valle del río Badiel, entre los términos de Argecilla y Valdearenas, está Valfermoso, y en el mismo valle, junto al río, el monasterio de estas monjas, que tras largos avatares ha conservado la memoria de sus orígenes.

Su historia es lejana: en 1186, un matrimonio de nobles atencinos, Juan Pascasio y doña Flambla, fueron sus fundadores. La carta de fundación, que aún se conserva en el monasterio, está escrita en hermosa letra gótica sobre el pergamino. Desde un principio fue puesto bajo el nombre de San Juan. Para poblarlo trajeron a monjas franceses: doña Nobila de Perigord y doña Guiralda fueron las primeras. Enseguida se procedió a construirlo físicamente, en los últimos años del siglo XII, y se inauguró años después, en 1200, diciendo la primera misa el día de San Juan Evangelista. Antes, en 1198, había sido aprobado por el rey de Castilla, Alfonso VIII, en carta hecha en Atienza, y rubricada por todas las altas jerarquías civiles y religiosas del reino. Todos estos documentos, pulcros e íntegros, se conservan en el archivo monasterial.


Los fundadores, terratenientes de Atienza, poseían amplios terrenos en esta parte del valle del río Badiel, comprados al Concejo de Atienza, para ahí poner una colonia de labradores bajo su tutela y explotación. Le dieron el nombre de Valfermoso al lugar, y en 1189 le concedieron un curioso Fuero que se conserva también en el monasterio. Se trata en realidad de una Carta Puebla. Los atencinos dieron el señorío de esos territorios a las monjas del monasterio. Flambla murió en 1199 y al parecer al año siguiente, Juan Pascasio, ejercía como clérigo en el cercano lugar de Ledanca.









Si tiene una empresa, negocio, autónomo, artesano etc. en esta localidad y quiere aparecer aquí, deje los datos que quiera aparencan en comentarios, o, mándalos a manuelinserti@hotmail.com  ES GRATIS










No hay comentarios: