viernes, 30 de diciembre de 2016

ALCOLEA DE TAJO municipio de Toledo España historia, cultura, turismo, alojamiento, empresas




ALCOLEA DE TAJO municipio de Toledo España historia, cultura, turismo, alojamiento, empresas





Los primeros asentamientos humanos de Alcolea de Tajo se encuentran situados en el paraje denominado Puente Pinos. Allí existió un asentamiento del Paleolítico inferior, de entre 150 000 a 350 000 años de antigüedad. Estudios recientes confirman la existencia de la desembocadura de un arroyo, que desembocaba en el río Tajo, con el siguiente estudio geológico: compuesto de 3 capas el sub-suelo. 1ª capa, de tierra calcárea, con materiales orgánicos descompuestos (humus). 2ª capa, arena de arroyo y río poco sedimentada. Dadas la calcificación de las piedras, el agua era de gran pureza y potable. 3ª capa, de nivel arqueológico, con grava sedimentada del río y piezas del asentamiento humano (Edad de Piedra).
En el Cerro de la Mesa se ha descubierto un castro celtibérico de la Edad del Hierro habitado por los vettones, uno de los pueblos prerromanos de la península ibérica. Su antigüedad es de los siglos VI y V a. C. Durante las diferentes campañas de excavaciones realizadas en el yacimiento, se ha descubierto cerámica indígena, de los tipos "Bruñida" y "Roja" con elementos decorativos de tipo vino, y de cerámica ática de importación.


En su jurisdicción nos encontramos con varias villae o villas romanas de los siglos III y IV. También son de interés varios asentamientos visigodos que suelen situarse en asentamientos de época del Bajo Imperio con sus respectivas necrópolis, algunas de ellas en perfecto estado y otras, expoliadas de época. Han sido descubiertos igualmente unos berracos vettones probablemente del siglo III a. C. que se encuentran desplazados de su lugar originario (el Cerro de la Mesa), hasta la finca "El Bercial de los Frailes".


El asentamiento originario de la ubicación actual del municipio fue fundado por poblaciones árabes que se establecieron de forma permanente en un cerro situado en lo que actualmente se identifica con el Cerro Sebastián. El lugar elegido para el asentamiento permanente fue conocido en la Edad Media como el "Barranco de Alcolea". Estas "familias" pertenecían a las invasiones que probablemente llevaron a cabo los almohades en los siglos X y XI. De esta época data la fortificación almohade llamada "Ciudad de Vascos", situada a 20 km de Alcolea de Tajo, dentro del término municipal de Navalmoralejo.
En el "Cerro Sebastián" se ha descubierto una fortificación o fortaleza, de cuya existencia derivaría el nombre del municipio, que sirvió a sus pobladores como bastión avanzado para controlar una gran extensión de terreno que permitía divisar todo el Campo del Arañuelo hasta la Sierra de Gredos.


A partir del siglo XI el Cerro Sebastián ha sido habitado permanentemente hasta nuestros días, de tal forma que a lo largo de los siglos la necesidad de expandirse ha configurado su actual aspecto urbano, típico de los pueblos jareños de la zona.
Tras la conquista de la zona en el siglo XI, Alfonso VI entregó la población en 1085 a la Iglesia de Toledo (ciudad conquistada por la misma época), denominándose por entonces Alcolea de Talavera.
Durante el Reinado de Juan I, el arzobispo de Toledo Pedro Tenorio, señor de la villa de Alcolea, solicitó del Rey el privilegio de franqueza para una pequeña parte de Alcolea, lugar en el que ordenó que se le construyese un palacio a las orillas del río Tajo. Uno de los mayores problemas que sufrieron los pobladores medievales de Alcolea se generaba con las crecidas de dicho río, impidiendo el paso al otro lado de la orilla y de esa forma provocando una imposibilidad de llevar a cabo el tránsito de víveres y mercancías. El Arzobispo de Toledo Pedro Tenorio ordenó la construcción de un puente de piedra (el Puente del Arzobispo), que es el que ha dado nombre a esa pequeña parte de Alcolea que se escindió definitivamente de su jurisdicción, El Puente del Arzobispo es el municipio que menor jurisdicción tiene en toda la península ibérica. Juan I quedó tan satisfecho de los trabajos que concedió, el 14 de marzo de 1390, privilegio de franqueza a todos los que poblaran Villafranca (actualmente El Puente del Arzobispo) y Alcolea, en cuyo municipio se construía el puente.
En recuerdo de los antiguos pobladores medievales, todavía encontramos topónimos que nos recuerdan estas migraciones, como "El Barrio de Triana" en las inmediaciones de este cerro, que fue habitado por sevillanos que poblaron estas tierras en el siglo XIII. En este cerro se han encontrado restos cerámicos de los siglos XIII, XIV, XV y XVI.


  • 15 de agosto: fiestas patronales.
  • 12 y 13 de mayo: Nuestra Señora de los Dolores.



Fue paso de Peregrinación de Reyes, Nobles y Caballeros que utilizaron la Villa como lugar de parada. Actualmente también entra dentro de la ruta de Madrid y Toledo a Guadalupe, teniendo el peregrino la opción de ser sellado en la ficha de peregrinaje ( en el ayuntamiento).




Alcolea de Tajo es una pequeña población de la provincia de Toledo, al sur de la comarca la Campana de Oropesa, en el oeste de la provincia. Cercana a Puente del Arzobispo, la naturaleza que la rodea puede ser un buen pretexto para acercarnos a ella.
Con una población que no alcanza los 800 habitantes, Alcolea de Tajo ofrece la posibilidad de disfrutar de una estancia apacible y sosegada.
En los confines de la provincia de Toledo, casi rozando tierras de la vecina tierra extremeña, Alcolea de Tajo conserva aún hoy algunos testimonios del pasado más reciente, como son algunas casas típicas y los abrevaderos utilizados en el campo.
Su iglesia parroquial es también curiosa, sobre todo por su torre campanarios, llamativa por su esbelta altura.
EL BERCIAL pedania
Siguiendo la política continuista de los gobiernos que le precedieron, con los matices propios de una dictadura, la política colonizadora que en los años cuarenta, puso en marcha el régimen franquista, dio a luz una serie de nuevas poblaciones entre las que se encuentra El Bercial.
Dentro de este marco político, a través del Instituto Nacional de Colonización y con el sustento legal de la Ley de expropiación forzosa de 27 de abril de 1946, se termina declarando de interés social la expropiación y urgente ocupación de parte de la finca de el Bercial, enclavada en el termino municipal de Alcolea de Tajo (Toledo), por decreto de 25 de Noviembre de 1949.
La finca de el Bercial era propiedad de la fundación benéfico-docente Asilo de San Rafael, tenía una extensión de 3.411 hectáreas, según se desprendía de las mediciones realizadas por el Instituto Nacional de Colonización, aunque en el registro de la propiedad aparecía inscrita con una cabida de 4.195 hectáreas. La finca estaba dividida en quintos o millares, los cuales eran arrendados por los propietarios, salvo dos o tres que cultivaban directamente. Estas divisiones se conocía con los siguientes nombres:
1.- Rivera Alta. 2.- Rivera Baja. 3.- Chamorral. 4.- Retamosa. 5.- La Casa. 6.- Zatiqueros. 7.- Zatiquerillos. 9.- Almendro. 10.- La Solana. 11.- La Arquita. 12.- El Rincón. 13.- El Monte. 14.- El Rivero.
Tras resolver diversas discrepancias, resulta una superficie expropiada de 1.688 hectáreas, por la que se terminó fijando una precio de 8.755.000.- ptas. De esta superficie 1.295,4380 Ha se destinaron a secano y las restantes 392,5620 Ha se transformaron en regadío.

EL BERCIAL DE SAN RAFAEL aceite de oliva virgen extra




Si tiene una empresa, negocio, autónomo, artesano etc. en CASTILLA LA MANCHA y quiere aparecer aquí, deje los datos que quiera aparencan en comentarios, es gratis.













No hay comentarios: