sábado, 3 de diciembre de 2016

VILLEL DE MESA municipio de Guadalajara España historia, cultura, turismo, alojamiento, empresas




VILLEL DE MESA municipio de Guadalajara España historia, cultura, turismo, alojamiento, empresas




Debido a la configuración del terreno en que asienta, a la falda abrupta de un picachón rocoso en medio del valle del Mesa, Villel tuvo siempre una importancia estratégica suma.
Asentó población en este lugar desde muy remotos tiempos, pues así lo confirman algunas excavaciones arqueológicas en el término, que le hacen remontarse a varios siglos antes de Jesucristo. Su origen, tal como hoy lo conocemos, ha de situarse en el siglo XII, cuando poco después de la reconquista del territorio de Molina, su primer señor don Manrique de Lara lo pobló y lo incluyó dentro de los límites jurisdiccionales que marcaba el Fuero, y que por esta zona alcanzaba hasta Sisamón.
A fines del siglo XIII, concretamente en 1299, la familia de los Funes, originaria de Navarra, y dueña a la sazón del castillo de Ariza, alcanzó la parte alta del valle del río Mesa, apoderándose sin problemas de todos lugares, torreones y fortalezas de esta zona tan estratégica. Entonces quedó por señor de Villel don Rui González de Funes, y de ahí pasó a su descendencia, que durante siglos poseyó esta propiedad sin menoscabo, sirviendo unas veces al reino de Aragón, y otras al de Castilla, recibiendo sus sucesores, finalmente, el título de marqueses de Villel, en 1680. Unió este título, a la primitiva casa de los Funes, con los Azagras y Andrades, formando sus blasones el escudo del señorío de Villel.
En los últimos siglos perteneció al patrimonio de los marqueses de Almenara.


Entre los monumentos de Villel de Mesa, destacan su iglesia parroquial, dedicada a Nuestra Señora de la Asunción. Es una obra arquitectónica del siglo XVI, y en ella se mezclan los estilos gótico y renacentista, con una portada al mediodía, ventanales y un interior cubierto de bóvedas de crucería. En sus muros destacan algunos buenos retablos de pintura y escultura, de los siglos XVI al XVIII. El retablo mayor es barroco, y sobre él aparecen talladas imágenes de la Asunción de la Virgen, de Cristo Resucitado y de San Bartolomé. Tras el gran altar mayor aparecen restos de pinturas murales, aunque en mal estado de conservación. La hermosa pila bautismal del siglo XVI con tallas de puntos, guirnaldas y florones se conserva en capilla a los pies del templo.
Distribuidos por el pueblo, hay varios ejemplares especialmente de arquitectura popular, y también la típica casona molinesa de los Semper-Ribas, que muestra en su portada un gran arco semicircular adovelado y un escudo de la familia así como la Casa de la Inquisición.
Pero el elemento más destacado del patrimonio arquitectónico de Villel de Mesa es el castillo. Este castillo de los Funes se alza sobre un agudo peñón, que surge del mismo caserío. Es un ejemplo muy fiel de "castillo roquero" cuya planta se adapta totalmente al roquedal que le sirve de sede. Una gran torre orientada al norte sirve para la entrada; en su breve interior, hay un patio y en su extremo un torreón o garito estrecho. La torre de entrada servía de residencia y punto fuerte del bastión. No hace muchos años, un rayo desplomó algunas almenas de este castillo, construido de sillarejo y tapial. A sus pies destaca el palacio de los marqueses de Villel, obra del siglo XVIII, muy elocuente de la tipología de las casas nobles molinesas. Su interior conserva la estructura original. Por el pueblo aún pueden verse restos de la muralla que lo cercó desde el siglo XV. En las afueras, son de destacar la ermita de los Pastorcillos y la ermita de Jesús Nazareno. También se conservan, en un alto sobre la orilla derecha del río, los restos del antiguo castillo de Mesa.


  • Palacio de los marqueses de Villel

    Este municipio del Señorío de Molina limita con tierras aragonesas en el valle del río Mesa. Dominando el paso hacia Aragón posee esta localidad dos castillos el de los Funes, de origen islámico, enclavado sobre un peñón rocoso dominando todo el valle; y el castillo de Mesa, del que apenas se con...más
  • Este municipio del Señorío de Molina limita con tierras aragonesas en el valle del río Mesa. Dominando el paso hacia Aragón posee esta localidad dos castillos el de los Funes, de origen islámico, enclavado sobre un peñón rocoso dominando todo el valle; y el castillo de Mesa, del que apenas se conserva la planta y algunas piedras y que fue en su día la fortaleza más importante de este valle. Además de visitar estas antiguas fortificaciones los viajeros que pasen por Villel podrán hacer una parada en el casco urbano del pueblo para visitar algunas de sus casonas nobles.

    De las viviendas más importantes del pueblo es el palacio de los marqueses de Villel, mandado construir por la marquesa, María Teresa González de Andrade, en el siglo XVIII bajo el castillo. De gran altura, ya que tiene tres plantas y patio central luce en la fachada un balcón central sobre la puerta de acceso adintelada de estilo neoclásico. Otras casonas importantes son la de la Inquisición y la de los Semper-Ribas, de fachada con arco de medio punto adovelado y blasón, al estilo molinés.

    Preguntar en el Ayuntamiento si es posible visitarlo.

    Villel es conocido por su necrópolis visigoda, descubierta en torno a 1940. De las excavaciones se han extraído ajuares de bronce, anillos, broches de cinturón, etc., que hoy  podemos ver en diferentes museos de España.
  • Castillo de Villel de Mesa

    Dos elementos hacen interesante esta fortaleza. Uno, su disposición, que forman dos torres unidas por un muro, que no pasó a castillo sino cuando hubo de ser apoyo de la fortaleza de Mesa. Y dos, la técnica de la tabiya con que lo erigieron sus constructores árabes: formando sus muros a base un ...más
  • Su recinto rectangular alberga dos torres, con algunas de sus almenas aún conservadas. La torre sur tiene dos plantas, y una poterna que permite acceder a la plataforma rocosa. En la torre del homenaje, con tres plantas de una única habitación, podemos observar un añadido, de sillares, realizado en época gótica. En el patio de armas encontramos un aljibe.
    Históricamente, el empinado peñón en que se alza, y su papel como vigilante del valle, justifican que sus constructores árabes lo hicieran de tapial y no de tabiya, ya que en los siglos X y XI resultaría innacesible para la maquinaria de asalto. Una vez en poder de los cristianos, alternó su posesión entre Aragón y Castilla, pasando a Mesa en el s. XIII, y por tanto a los Señores de Molina.
    Rui González de Funes, caballero originario de navarra, quedó como señor de Villel en el s. XIII. Sus herederos, los Funes, mantendrían la misma condición fronteriza que su castillo: en diferentes siglos participaron en las guerras entre Castilla y Aragón, declarándose súbditos, a su interés, de uno u otro monarca
    Acceso libre

    Pedro I de Castilla ocupó el castillo en sus incursiones contra Aragón, y los Funes se declararon súbditos castellanos fieles a él. Como luego fueron fieles a su asesino y hermano Enrique. Con Juan II de Navarra, en el s. XV, los Funes se declararon aragoneses. Cuando el rey aragonés firmó la paz con Enrique IV de Castilla, volvieron los Funes a ser castellanos, y en el acuerdo figuró que se respetara su señorío. El señorío se convirtió en marquesado en el s. XVII, pero a ellos se los llevó antes el tiempo.
  • Villel de Mesa

    Villel es un pequeño paraíso perdido en medio del valle, que se ofrece a primera vista como descolgado en la solana de un cerro que viene a refrescar sus pies entre la frondosidad espesa de la ribera. La ruina del castillo de los Funes destaca, y mucho, por encima del resto de los edificios,
  • Un pequeño arco romano nos sitúa en la plaza apenas llegar. La plaza de Villel está dedicada al doctor don Pedro Gómez Fernández, un médico de Madrid que ha sido para muchos de sus vecinos algo así cormo el padre del pueblo. La plaza es, además, parque y jardín; pues, en todo tiempo, y más todavía cuando se deja sentir la primavera, se convierte en un vergel envidiable. Al lado del arco crecen en permanente actitud de desmayo los sauces, alternando con los abetos, el boj y los rosales.
    En medio de una leve pasarela se luce bajo los sauces una bonita fuente o surtidor en forma de tarta nupcial. De cara a la plaza y en lugar preferente, se levanta sobre su columna de granito pulido el busto que el pueblo dedicó en su día al galeno benefactor don Pedro Gómez. Al otro lado de la carretera las huertas que riegan, cada uno en su parcela correspondiente, los ríos Pequeño y Cavero.
    El río Pequeño tiene su nacimiento allí mismo, bajo una peña que en el pueblo conocen por la Fuente de la Tosca. El Cavero, en cambio, o río Grande, es en realidad el mismo Mesa. Uno y otro juntan sus aguas poco más abajo en una misma corriente


Tomey lopez g.Cafés, Bares Y CerveceríasVillel De Mesa (Guadalajara)La Fuente, 1
19332
+34 949.834.718
Riba duarte v. De LaCafés, Bares Y CerveceríasVillel De Mesa (Guadalajara)Dr Gomez Fernandez, s/n
19332
+34 949.834.658
Bar El ChatoCafés, Bares Y CerveceríasVillel De Mesa (Guadalajara)La Fuente, 1
19332
+34 949.834.718
Hotel El MolinoHoteles, Hoteles-restaurantes.Villel De Mesa (Guadalajara)Fabrica, s/n
19332
+34 949.834.678
Barambio bayo l.Hoteles, Hoteles-restaurantes.Villel De Mesa (Guadalajara)Fabrica, s/n
19332
+34 949.834.678


Si tiene una empresa, negocio, autónomo, artesano etc. en CASTILLA LA MANCHA y quiere aparecer aquí, deje los datos que quiera aparencan en comentarios, es gratis.










No hay comentarios: