miércoles, 18 de enero de 2017

BARGAS municipio de Toledo España historia, cultura, turismo, alojamiento, empresas




BARGAS municipio de Toledo España historia, cultura, turismo, alojamiento, empresas




Bargas fue una de las veintiséis aldeas y alquerías pertenecientes al alfoz de Toledo que fue repoblada por Alfonso VI tras la Reconquista, estando dedicada fundamentalmente a la agricultura, a la panadería y a las transacciones comerciales.
Se atribuye el oficio de panadero medieval, primero, y después también el de ebanista renacentista, a la tradición morisca de emigrantes toledanos que enraizaron en la localidad, asentándose en el barrio de las Eras y conviviendo con la población judía, existente ésta antes incluso de la llegada forzosa de menestrales mudéjares procedentes de Toledo. 
No será hasta mediados del siglo XVII cuando Bargas se consolide como entidad local, si bien continúa integrado en el alfoz de Toledo hasta la llegada del régimen liberal. Por entonces, ya disponía de ochocientas casas de mediana construcción, con ayuntamiento y cárcel situados en el mismo edificio. En 1834, se construyó el cementerio, a extramuros de la población, y a mediados de siglo funcionaba una escuela a la que acudían cien niños y otra de ochenta niñas.


El término "Bargas" podría derivarse del celta "barga" que significa choza. En el siglo XVII el término "varga" equivalía al de cuesta.
El árabe poseía el término barga para designar a una choza de paja, término también utilizado en el norte peninsular con el mismo significado durante la Edad Media. En León se utilizó este mismo término para designar a «una cerca emplazada en lugar anegadizo o inundado rodeado de empalizada, destinada a coger peces».


Finca Loranque

Es una casa de labranza ubicada a las afueras del núcleo urbano, data de finales del siglo XVIII y reconstruida a principios del siglo XX. En la actualidad es una prestigiosa bodega toledana que enmarca sus vinos en la Denominación de Origen Méntrida. La finca es de aparejo de ladrillo y tapial y las cubiertas de teja árabe, siendo un ejemplo de la arquitectura civil de casas de labor toledanas del siglo XIX y posteriores. Debido a sus peculiares características naturales, sus intensos orígenes históricos-culturales, la conservación de las zonas ajardinadas y su personal arquitectura tradicional fue declarada Bien de Interés Cultural.



  • Fiestas en honor al Santísimo Cristo de la Sala
Conocida por los vecino como "La Función" y celebradas el tercer domingo de septiembre. Destaca la procesión de la imagen religiosa por las calles del pueblo, engalanando sus filas un gran plantel de mujeres bargueñas ataviadas con el traje típico local, compuesto por un pañuelo blanco de seda a la cabeza, pendientes de arracadas, aderezos de pedrería y oro fino, cruz en el cuello, mantón de Manila llevado sobre su pecho a modo de pañuelo -es la pieza más importante- completado por el mandil, la falda plisada y los zapatos de tacón negros. Este evento fue declarado de interés turístico regional en la orden de 20 de marzo de 2003, de la Consejería de Industria y Trabajo (D.O.C.M. nº 49, de 07/04/2003).
  • Fiestas patronales en honor a San Esteban Protomártir
Celebradas el día 3 de agosto.
  • Semana Santa
La Cofradía de Jesús de Medinaceli y la Pasión del Señor (la única cofradía de Bargas) porta en varios pasos las imágenes de Jesús de Medinaceli, Jesús con la cruz acuestas, Jesús atado a la columna, Jesús en el sepulcro y la Virgen de los Dolores. También destacan la procesión del Domingo de Ramos y la procesión del Domingo de Resurección.
  • Festividad de San Isidro Labrador
Todos los 15 de mayo se realiza la procesión con la imagen del santo. Además se realizan actividades y actuaciones relacionadas con la agricultura y el campo.



  • Procesión del Santísimo de la Sala de Bargas

    La Fiesta del Cristo de la Misericordia, conocido popularmente como Cristo de la Sala, es la celebración mayor de la localidad toledana de Bargas. Una fiesta que destaca por la importancia de sus encierros y festejos taurinos, actividades deportivas y culturales, fuegos artificiales, luminarias y...más
  • Si esta procesión sobrecoge por su silencio, y por las exclusiva luz de las velas con que se acompaña, impresiona además por los trajes típicos bargueños que visten mujeres y hombres de la localidad. El de ellas, completado por un mantón de manila, en muchos casos heredado de madres a hijas durante generaciones. La minuciosa colocación es admirable: doblado en pico, cruzado hacia atrás, pequeñas dobleces sobre la nuca se prenden con multitud de alfileres en el cabello. En las orejas, las “arracadas”, pendientes de inspiración mudéjar, y al cuello los aderezos, colgantes en forma de lazo, pluma o almendra. Todo ello, presente en las más de dos mil bargueñas que suelen acompañar la procesión.
    Fiesta de interés turístico regional.

    Fecha variable. La noche del tercer domingo de septiembre.

    Durante cinco días Bargas celebra sus fiestas, de viernes a martes, con la procesión la noche del domingo. Los fuegos artificiales y los espectaculares saltos de los jóvenes sobre el castillo de fuego son el gran espectáculo de la noche del sábado.
  • Casa Rural Bargueña

    La Casa Rural Bargueña está situada en la localidad de Bargas, en la provincia de Toledo, sobre una antigua estructura y decoración tradicional, típica bargueña.más
  • Es una casa rural de antigua estructura y decoración tradicional, típica bargueña, que ha sido restaurada convirtiéndola en un alojamiento rural de gran encanto para sus visitantes.
    Entre los servicios que ofrece la casa, se puede destacar que ésta se encuentra adaptada para minusválidos y la admisión de mascotas.
    Su decoración ha sido realizada por los propietarios:
    -  Restauración de muebles antiguos.
    -  Paredes rústicas.
    -  Cortinas y colchas realizadas con telas seleccionadas.
    -  Techos con vigas de madera y suelos entarimados.
    -  Patio empedrado, con pilas de piedra antiguas y pozo tradicional.
      Las fiestas de Bargas son de gran interés turístico y se celebran el tercer fin de semana de septiembre, siendo el domingo la procesión en honor al Santísimo Cristo de la Sala.
      Su cercanía a Toledo invita a los turistas a conocer el casco histórico de la ciudad imperial.
    • Bargas

      Bargas es una pequeña localidad de la provincia de Toledo, a escasos 15 km. de la Ciudad de las Tres Culturas. El crecimiento de Toledo favorece el desarrollo también de Bargas que, como alternativa de residencia cercana a la ciudad, es escogida por muchos para vivir por ser un lugar agradable, ..más
    • Bargas se ha convertido en uno de los motores de desarrollo de la provincia gracias a su privilegiada situación, próxima a Toledo, y a las principales redes de transportes con la capital de España. Es un municipio en expansión que cuenta con un porcentaje de población joven que busca un entorno menos urbano y más calidad de vida.
      Sin perder sus raíces, Bargas apuesta por un desarrollo sostenible en el que son prioritarios aspectos fundamentales como las infraestructuras, el respeto al medio ambiente, la construcción equilibrada que enlaza el casco urbano con las urbanizaciones situadas al sur del municipio, así como la dotación de todo tipo de servicios y recursos encaminados a atender y satisfacer las necesidades de los diferentes colectivos.
      En definitiva, su posición estratégica, su oferta cultural y educativa, la calidad de sus instalaciones y de sus servicios y el calor de sus gentes, hacen de Bargas una localidad dinámica, variada y accesible, llena de contrastes, que lo convierten en un lugar atractivo para vivir y para visitar.
    • Bodega Finca Loranque

      El concepto francés de la viticultura supura por todos los sitios cuando te adentras en Finca Loranque, un auténtico Château en la localidad de Bargas, a 10 kilómetros de Toledo.más
    • Existen documentos que prueban que en este paraje, ya en el siglo XI, existían grandes pagos con las mejores cepas. Su proximidad a Madrid y a Toledo, la belleza de su bodega y su ubicación natural, además de la profesionalidad ya demostrada en la elaboración de vinos únicos, hacen de la visita a Finca Loranque una propuesta irresistible.
      El concepto francés de la viticultura supura por todos los sitios cuando te adentras en la Finca. Además de un viñedo cuidadísimo, el camino conduce hasta una casa de labor del siglo XVIII, recuperada con tal respeto que ha sido declarada Bien de Interés Cultural. El imponente edificio, construido en ladrillo mudéjar y se integra a la perfección en el terreno que la circunda, que combina campos fértiles para la agricultura con terruños arenosos óptimos para la viña.

      Sus vinos han contado con la asesoría de Pablo Eguzkiza, experto dinamizador de los terroir más importantes en España.  Sus caldos pertenecen a las variedades Syrah, Cabernet Sauvignon, Tempranillo y Merlot.

      Un paraíso enoturístico en la bodega más antigua de la región. Además de recorrerla junto a un guía, se pueden degustar excelentes vinos en sus cursos de cata o deleitarse con una cocina exquisita, en sus talleres gastronómicos. Organización de todo tipo de eventos.
    • Ermita del Santísimo Cristo de la sala

      Se trata de una edificación sencilla, bien conservada, fabricada en ladrillo toledano con cajones de tapial, cuyo interior es de una sola nave con cabecera, en donde se sitúa la imagen del Stmo. Cristo de la Sala, y posee una estancia lateral para uso interno de la Hermandad del Cristo.más
    • La portada está formada por un tejadillo sobre cornisa de madera, que protege una sencilla puerta de ingreso adintelada, sobre la cual se abre una ventana rectangular recercada de ladrillo y se remata con una especie de espadaña de un solo ojo con arco de medio punto.
    • Fiestas populares en honor del Santísimo Cristo de la sala

      Las Fiestas en honor del Stmo. Cristo de la Sala tienen una duración de cinco días, si bien están precedidas por acontecimientos culturales, gastronómicos, deportivos y religiosos.más
    • Llegado el tercer viernes de septiembre, día de la inauguración oficial de las fiestas, se procede, en primer lugar, a una ofrenda floral al Cristo de la Sala en la Iglesia Parroquial, ofrecida por los niños y niñas de la localidad ataviados con los trajes típicos bargueños. Por la noche, tiene lugar el pregón y la proclamación oficial de las Reinas y Damas de Honor, seguido del peculiar “chupinazo”, o traca inicial de las fiestas. Un desfile de carrozas a concurso, amenizado por las bandas de música de la localidad, precede a la verbena que tiene lugar por la noche en la plaza del Ayuntamiento.
      A partir de la mañana siguiente, en hora temprana, se suceden los tradicionales encierros, que comienzan a la suelta de tres cohetes, estando precedidos por dianas y pasacalles. No faltan durante todas las fiestas corridas de toros, novilladas y otros espectáculos taurinos, además de conciertos, orquestas y entretenimientos variados. Hay también actividades programadas para los jóvenes y para los más pequeños.
      El aspecto religioso de las fiestas se manifiesta fundamentalmente en varios acontecimientos: el solemne Miserere del sábado por la tarde, en el que actúa la Coral Parroquial de Bargas y la Banda de Cornetas y Tambores de Bargas, seguido de la típica quema de la Luminaria y castillos de fuego, que son saltados por los mozos del pueblo; y una solemne Misa Mayor en la mañana del domingo, con la actuación de la Coral de RTVE, a cuyo término se realiza una mascletá en la puerta de la Iglesia.
      Pero sin duda, el acto religioso principal de las fiestas lo constituye la PROCESIÓN DEL SANTÍSIMO CRISTO DE LA SALA, declarada "Fiesta de Interés Turístico Regional" por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (Orden de 20 de marzo de 2003, de la Consejería de Industria y Trabajo. D.O.C.M. nº 49, de 7 de abril de 2003). 
      Es un acontecimiento de larga tradición, institucionalizado desde el año 1733, y que continúa celebrándose cada tercer domingo de septiembre al anochecer, momento en que todo el pueblo rinde culto a un Cristo muy venerado desde tiempos remotos.
      Es un acto de un tipismo muy característico y de una gran vistosidad, dado el abundantísimo número de mujeres que lucen ese día el traje bargueño, un traje de fiesta que tiene una larga tradición, heredada de madres a hijas, consistente en falda plisada, enaguas de encaje y puntillas, blusa con pasamanería, delantal de raso bordado a mano y adornos de azabaches y lentejuelas. Como prenda destacada, se cubren con un mantón de Manila, (entre los que se aprecian algunos muy antiguos, de época isabelina, adornados con motivos florales o animales y vistosos colores), que las bargueñas se colocan de forma muy característica y laboriosa, doblado en pico y cruzado hacia atrás, estando recogido en pequeñas dobleces en la nuca y prendidas minuciosamente con infinidad de alfileres de nácar para evitar que el mantón se mueva.
      Mención especial merecen los adornos y joyas que las bargueñas lucen tradicionalmente en las fiestas, por su forma y antigüedad, entre los que destacan las "arracadas", unos singulares pendientes de oro y pedrería de reminiscencia mudéjar, y los "aderezos", colgantes de oro y brillantes, en forma de lazo, pluma o almendra.
      Del traje bargueño de hombre, sin embargo, sólo ha perdurado el utilizado a diario como traje de faena, y es el que los bargueños se ponen para la Procesión. Está formado por un blusón de rayas azules, pantalón “de mandilillo” de pana gruesa y alpargatas.  Al igual que las mujeres, que se cubren la cabeza con un pañuelo de seda blanco durante la Procesión, los bargueños utilizan una gorra de bisera de color gris rayada. Igualmente, todos ellos llevan el pañuelo rayado o “de hierbas” anudado al cuello, un símbolo de identidad y tradición en Bargas, el mismo que se colocan todos los bargueños y bargueñas a partir de su puesta oficial en el acto de inauguración de las fiestas y que llevan hasta la finalización de las mismas.

      Desarrollo del acto:
      La tradición del Cristo de la Sala se remonta al siglo XVIII. Siguiendo las Descripciones del Cardenal Lorenzana de 1786, por entonces en Bargas ya existía, junto a la Iglesia Parroquial, una capilla que albergaba al Cristo de la Sangre, comúnmente llamado "de la Sala" porque dicha capilla debió ser sala capitular de la casa contigua, que posiblemente funcionaba como hospital benéfico regido por la Cofradía de la Vera Cruz, según un acta capitular de 1660.
      La Procesión sale por las llamadas "Puertas Gallegas" de la iglesia parroquial y está presidida por el Presidente de la Hermandad del Stmo. Cristo de la Sala, acompañado por el Alcalde de Bargas. Junto a ellos, se sitúan las personalidades de mayor rango invitadas. También comparecen los miembros de la Corporación Municipal y otros invitados ilustres, así como representantes de entidades y asociaciones locales. Todos ellos son conducidos por una banda de música desde la plaza del Ayuntamiento hasta las puertas de la iglesia, para dar comienzo al desfile procesional por las calles del casco histórico de la localidad. La representación religiosa está presidida por el Párroco de Bargas, acompañado por otras autoridades eclesiásticas.
      La carroza del Cristo va encabezada por las Reinas y Damas de las fiestas y escoltada por miembros de la Guardia Civil, estando flanqueada durante todo el recorrido por dos hileras formadas por un elevado número de bargueñas (el año pasado se contabilizaron alrededor de 2.000) que caminan en silencio, portando velas y siguiendo las instrucciones de los miembros de la Junta Directiva de la Hermandad, los cuales son los que conducen y dirigen la Procesión. En medio de las filas, los estandartes, llevados por voluntarios, encaminan la comitiva, y junto a ellos, las bandas de música locales.
      Al término del recorrido, se procede a la quema de fuegos artificiales en la explanada de la iglesia parroquial.
      Los actos festivos se prolongan hasta el martes por la noche, momento en que un chupinazo indica el final de las fiestas, celebrándose al día siguiente un solemne funeral ofrecido por la Hermandad del Stmo. Cristo de la Sala en recuerdo de los hermanos fallecidos.
    • Iglesia parroquial de San Esteban Protomartir

      La Iglesia de San Esteban Protomártir refleja en su construcción algo más de tres siglos de historia, resultado en el tiempo de distintas empresas constructivas que dieron forma a un edificio amplio, armonioso y de correctas proporciones, configurándose como una obra de estilo barroco austero...más
    • En origen, la iglesia era de una sola nave, cubierta con una armadura de madera con tirantes de tipo mudéjar que terminaba en capilla mayor o ábside.
      De este período se conserva la torre de ladrillo, el elemento más antiguo de todo el conjunto, formado por un alto cuerpo cuadrado, quizá de finales del siglo XV, en el que se aprecian los ventanucos de reminiscencia mudéjar, y un campanario apilastrado ya del siglo XVI, estando rematada por aguzado chapitel de pizarra realizado en el siglo XVIII.
      Tras las actuaciones realizadas a lo largo del tiempo, la iglesia presenta en la actualidad una planta de cruz latina con tres naves, la central más ancha y alta, estando cubiertos sus cinco tramos con bóveda de medio cañón con lunetos, mientras que las laterales, desiguales en longitud, llevan sus tramos más bajos cerrados por bóvedas baídas, separadas por pilares apilastrados y arcos de medio punto, situándose el coro a los pies.
      La nave transversal o de crucero remata su media naranja con linterna que marca el centro de la cruz ante el presbiterio y altar mayor, el cual está cubierto por medio cañón. El altar fue ornamentado más tarde en su testero con un retablo churrigueresco pintado al fresco, que contrastaba con el blanco enlucido de sus muros, pilastras y cornisas de orden dórico, y del que sólo se conserva un fragmento situado en una de las naves laterales del templo.
    • Restaurante La Chocita de Bargas

      El restaurante La Chocita de Bargas se encuentra situado en la localidad de Bargas, muy cerca de Toledo capital. En el podréis disfrutar de la cocina típicamente manchega.más
    • Epecialidad en arroz con bogavante.
    • Restaurante Casa Zapico

      El Restaurante Casa Zapico, situado en la localida toledana de Bargas, constituye un típico restaurante asturiano en el que no falta la buena fabada ni la tradicional sidra. Calidad y abundancia para disfrutar de Asturias sin estar allí
    • Todos los días hacen algo importante: seleccionar pescados y mariscos en los puertos de la costa asturiana.
      Todos los días, lo importante para el servicio de este restaurante es llegar a la memoria de sus clientes y dejar la huella imborrable de los sabores del Cantábrico.
      La constante búsqueda de la calidad en los productos, la dedicación en el cuidado y atención de una cocina tradicional y el trato franco y comedido de su servicio, refuerza y motiva el compromiso que desde siempre les une a sus clientes.




    Si tiene una empresa, negocio, autónomo, artesano etc. en CASTILLA LA MANCHA y quiere aparecer aquí, deje los datos que quiera aparencan en comentarios, es gratis.












    No hay comentarios: