martes, 4 de julio de 2017

TORRE DE JUAN ABAD Ciudad Real España historia, cultura, turismo, alojamiento, empresas




TORRE DE JUAN ABAD  Ciudad Real España historia, cultura, turismo, alojamiento, empresas 




Las primeras referencias sobre la localidad se remontan a la Edad Media; concretamente a las Crónicas de Alfonso VIII de Castilla, que tomó "Feznavessore" (Hisn ibn Xoray) a los musulmanes. De su castillo, en el que estuvo preso Hisham III, último califa de Córdoba, quedan las ruinas en el estrecho de las torres. La fortaleza vigilaba el paso del Dañador, que era uno de los accesos de la Vía Augusta desde Andalucía hacia Levante.
Se tienen dudas sobre la existencia real de Juan Abad, de quien recibe su nombre la villa, que debió de ser uno de los primeros pobladores de la villa. Se dice que perteneció a la Orden de Santiago y dependía de Montiel.
Don Rodrigo Manrique, adelantado de Segura, le segregó el término de Belmonte de la Sierra, en la actualidad Villamanrique. Jorge Manrique llegó a ser comendador de Montizón. Durante el reinado de los Reyes Católicos se le concedieron privilegios por enviar algunos soldados a la conquista de Granada.
Francisco de Quevedo fue señor de la villa, aunque hubo pleitos por ello durante algunos siglos, y alojó en su casa al rey Felipe IV de España. Durante el siglo XVII se segregaron los términos de Castellar de Santiago y de Torrenueva.
En 1873, durante las guerras carlistas, hubo un asalto a la casa de don Juan Tomás de Frías y del Castillo (hijo de don Tomás Ramón de Frías y de doña Francisca Ambrosia del Castillo) protagonizado por "liberales" que venían de los pueblos de Urda y Campo de Criptana



Torre de Juan Abad es conocida por sus ciclos de concierto de órgano, el cual es una referencia no sólo a nivel nacional, sino internacional y por los Congresos Internacionales que sobre Quevedo organiza con carácter bienal la Fundación Francisco de Quevedo.



  • Iglesia de Nuestra Señora de los Olmos en Torre de Juan Abad

    La Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de los Olmos, situada en la localidad de Torre de Juan Abad, en la provincia de Ciudad Real, es una construcción renacentista de los siglos XV y XVI
  • Este municipio pertenece al llamado Campo de Montiel y ofrece al visitante muchas razones de interés para visitarlo. En primer lugar su valor como yacimiento histórico, puesto que se han encontrado en su término restos romanos en la Huerta de los Reyes, otros de la Edad del Bronce en el Cerro de los Gatos y Los Boquerones; y de la Edad del Hierro en Los Castillejos, El Morrón y Cabeza de Buey. Además este pueblo fue señorío del ilustre escritor Francisco de Quevedo entre 1620 y 1645, y en él compuso algunas de sus obras más famosas. Y si todo esto parece poco podemos hablar de sus monumentos, como la iglesia de nuestra señora de los Olmos.

    Construida en el siglo XVI, sobre los restos de una pequeña capilla de 1243, la iglesia aprovecha de ella el primer tramo del torreón del campanario. Tiene una nave y crucero cubierto por una cúpula, todo de estilo renacentista, que dan a su aspecto exterior la imagen de templo-fortaleza. Lo más bello que el visitante podrá admirar serán sus retablos, uno de ellos realizado por Francisco Cano en 1598, donde encontramos grupos escultóricos de la Asunción de la Virgen y el Calvario, pinturas y frontones curvos y triangulares, muy del gusto manierista.  
    El órgano de 1763 está muy bien conservado y fue realizado por Gaspar de la Redonda Zeballos. Su caja es de madera de ébano dorada y policromada y es de gran belleza su trompetería horizontal.

    Acceso libre respetando el culto.

    El urbanismo de este pueblo también es interesante, sobre todo la calle Empedrá en la que encontrará varias casas solariegas y dos plazas: la del Parador, presidida por una estatua de Quevedo y que conserva el antiguo mesón-posada; y la del Ayuntamiento, con la casa de la Tercia, donde se guardaba el pan de la Mesa Maestral.
  • Torre de Juan Abad

    Torre de Juan Abad se encuentra situado en el sureste de la provincia de Ciudad Real. Está enclavada en el Campo de Montiel, limitando por el Sur con las primeras estribaciones de Sierra Morena
  • Torre de Juan Abad fue señorío de Francisco Quevedo entre 1620 y 1645. Entre su numeroso patrimonio podemos destacar la Iglesia de Nuestra Señora de los Olmos, del siglo XV y XVI, renacentista, de una nave y crucero abovedado.
    El interior es de un gran valor artístico por sus retablos (uno de ellos, el mayor, de estilo manierista es de Francisco Cano) y el Órgano.
    (Torre de Juan Abad es conocida por sus ciclos de concierto de órgano, el cual es una referencia, no sólo a nivel nacional, sino internacional).
    La Ermita de la Virgen de la Vega se encuentra en el sitio de la Cañada, de la vega, conglomerado de diferentes estilos.
    La Plaza del Ayuntamiento es del siglo XVIII, con típico soportal de cinco arcos en el lado mayor y uno en el corto sobre pilares. Del siglo XIX, es la Fábrica de Cerámica de Santa Bárbara, con un horno central y esbelta chimenea, envuelto por un edificio poligonal.
    En sus campos se encuentran diseminados numerosos cortijos y quinterías, como la Quintería de Fontes, la Quintería de la Torre, el cortijo de la Borreguilla o el Cortijo Fuente del Conejo.
    Sobre el río Jabalón, se encuentra un puente de cuatro ojos, en forma de arcos rebajados.
  • Casa-Museo Francisco de Quevedo

    El Museo de Quevedo está situado en una casa solariega de la localidad de Torre de Juan Abad, en la que habitó Francisco de Quevedo durante 10 años, y alberga una interesante colección de mobiliario, bienes y documentos sobre la vida y obra del escritor
  • Quevedo pasó diez años de su vida en un caserón propiedad de su madre de la villa de Torre de Juan Abad. Objetos personales, documentos originales y una Biblioteca con estudios sobre su obra y sobre la de otros autores del Siglo de Oro.

    Documentos de gran valor histórico. Su Testamento, cuyo beneficiario principal fue su subrino Pedro de Alderete. Título privado de Caballero de la Orden de Santiago firmado por el rey. Su novela, edición de 1629, Historia de la via del Buscón llamado Don Pablos; ejemplo de vagamundos y espejo de tacaños. La traducción francesa de 1639 de su obra Los Sueños, Le Vision del Seur de la Geneste. Y el árbol genealógico de los quevedos, carrillos y alderetes.

    Invierno, lunes a Viernes: de 10 a 14 y de 16:30 a 19:30 h. Sábados, domingos y festivos: de 10 a 14 y de 17 a 19. Verano, lunes a viernes: de 10 a 14 y de 17 a 20 h. Sábados y domingos: de 10 a 14 y de 18 a 20. 

    Francisco Gómez de Quevedo Villegas y Santibáñez Cevallos llegó a ser Secretario Real y Señor de la Villa de Torre de Juan Abad. En desempeño de sus atribuciones públicas despachó asuntos de Estado en la Casa-Museo, recibiendo a importantes personalidades de la época. Se conservan en buen estado su tintero en cerámica talaverana del siglo XVII y el sillón que utilizaba con asiduidad, tallado a mano tabla a tabla.
  • Hotel Rural Coto de Quevedo

    El Hotel Rural Coto de Quevedo está situado en la localidad de Torre de Juan Abad, en la provincia de Ciudad Real, dentro de una finca con muchas posibilidades para practicar senderismo, las Rutas del Quijote y la caza en un lugar privilegiado
  • Hotelito Rural situado en una de las fincas de caza en Torre de Juan Abad, la localidad de Francisco de Quevedo, que destaca por su tranquilidad y armonía.
    Dispone de 12 habitaciones dobles y dos sencillas, con capacidad para 26 personas, aire acondicionado, aparcamiento, calefacción, piscina, restaurante / cafetería, teléfono, TV.
    Además, está acondicionado para discapacitados y admite tarjeta de crédito.

  • Molino - Torre de Juan Abad

    Torre de Juan Abad, en el Campo de Montiel, fue Señorío de Francisco Quevedo, donde compuso alguna de sus obras más famosas. De tan insigne habitante se conserva la casa que perteneció a su madre, hoy convertida en la casa de Cultura y museo Quevedo
  • Torre de Juan Abad, en el Campo de Montiel, fue Señorío de Francisco Quevedo, donde compuso alguna de sus obras más famosas. De tan insigne habitante se conserva la casa que perteneció a su madre, hoy convertida en la casa de Cultura y museo Quevedo, que alberga manuscritos y objetos personales del escritor, así como una biblioteca especializada en él y en el Siglo de Oro español.
    En sus términos y fruto de la arquitectura popular se conservan cortijos y quinterías, como la Quintería de Fontes, la Quintería de la Torre, el cortijo de la Borreguilla o el Cortijo Fuente del Conejo. Esta misma arquitectura es responsable de la representación industrial del molino de Frías.

    En el sitio de LA CAÑADA, encontramos la ermita de la Virgen de la Vega, conglomerado de diferentes estilos, y el molino de Frías, utilizado como casa de campo de propiedad particular. Es un buen ejemplo de molino maquilero, conserva el caz, la presa y parte de la maquinaria.Los molinos de grano se llamaban maquileros porque sus dueños cobraban un porcentaje(maquila) por la molienda, entre un 8 y un 10 por ciento.

    Tels. Ayuntamiento 949 683000
    Acceso A-4 CM-3127
  • Quevedo

    La obra y figura de Francisco de Quevedo y Villegas es tan inseparable de la literatura y la política, como de la Torre de Juan Abad, localidad de Ciudad Real cuyo señorío compraría su madre, con todos sus ahorros, antes de morir. Desterrado en ella, comentaría la obra del filósofo Séneca, 
  • La obra y figura de Francisco de Quevedo y Villegas es tan inseparable de la literatura y la política, como de la Torre de Juan Abad, localidad de Ciudad Real cuyo señorío compraría su madre, con todos sus ahorros, antes de morir. Desterrado en ella, comentaría la obra del filósofo Séneca, componiendo además algunos de sus grandes poemas, y señaladas obras sobre política.
    Con el ascenso de Felipe IV al trono, Quevedo sería perdonado, llegando incluso, en los años posteriores, a ser secretario del rey. Hasta que una nueva caída en desgracia le llevó a retirarse definitivamente a la Torre de Juan Abad, primero, muriendo más tarde en el convento de dominicos de Villanueva de los Infantes.

    En un poema llamado "De ese famoso lugar", Quevedo nos da cuenta de su viaje en su mula Escoto. Abandona Madrid, y llega a Toledo, donde le soprende el Artificio de Juanelo -una obra de ingeniería hidráulica hoy desparecida-, y llama su atención la Puerta del Cambrón, por la que se encamina a La Mancha.
    Vi la puerta del Cambrón; que, a lo que yo me barrunto, a faltar la primer eme, fuera una puerta de muchos.

    La relación en vida con la localidad del escritor fue polémica. Acudió a ella desterrado, sin dinero, y contra su voluntad. Y el concejo vecinal no le reconocería su condición de señor del lugar sino tras su muerte.
    Aquí cobro enfermedades, que no rentas ni tributos, y mando todos mis miembros, y aun de éstos no mando algunos.
    Los años han restaurado en su lugar a una de las grandes figuras de la literatura del Siglo de Oro. Su casa en la Torre de Juan Abad, con su tintero, el sillón en que escribía, y numerosos e interesantes documentos, es un museo dedicado a su nombre.

    Quevedo regresaría a la Torre de Juan Abad tras su segunda caída en desgracia en la corte, para morir, finalmente, en el convento de Santo Domingo, en Villanueva de los Infantes, donde aún se conserva la celda que habitó.
  • Casa Rural La Encantada de Xoray

    La Casa Rural La Encantada de Xoray se situa en pleno casco urbano de la localidad de Torre de Juan Abad (Ciudad Real), casa totálmente reformada y decorada con un toque moderno
  • Dispone de aire acondicionado en toda la casa, chimenea, las habitaciones tienen el cuarto de baño incluído en la habitación.
    Cocina con lavadora, lavavajillas, microondas, etc. los cuartos de baño son tipo suite. Y un patio-terraza exterior
    Destacar su amplitud y comodidad de las estancias y una cuidada decoración.
  • Casa Rural Leandro Mata García

    Casa Rural Leandro Mata García se situa en la localidad de Torre de Juan Abad (Ciudad Real), está enclavada en el Campo de Montiel, limitado por el sur con las primeras estribaciones de Sierra Morena
  • El alojamiento se encuentra en un lugar céntrico de la localidad, cerca de la Casa-Museo de Quevedo, de la plaza del ayuntamiento y otros lugarés de interés desde donde se pueden apreciar bonitas vistas.
    Se trata de un lugar tranquilo en el que podrá tener una buena estancia. Es de destacar su servicio de restauración, con una amplia variedad de platos a degustar. Cuenta con un servicio 24 h. y dispone de minibar en algunas de sus habitaciones.
    Las oportunidades que ofrece dicha localidad son numerosas. Principalmente, los recursos cinegéticos son un reclamo extraordinario en dicha zona. La caza, tanto caza menor como caza mayor, supone para esta localidad la llegada, en determinadas temporadas, tanto cazadores a nivel nacional como internacional.
    En el ámbito cultural, son muy importantes los conciertos de órgano que se suelen llevar a cabo en la Iglesia Parroquial Nuestra Señora de los Olmos del siglo XV y XVI. El órgano de esta Iglesia data del siglo XVIII. Esta actividad, que se viene realizando regularmente a lo largo de todo el año, concentra en la población bastantes visitantes que deciden pasar una o varias jornadas en la misma. No podemos obviar, asimismo, las fiestas locales, así como su Romería, en su bonita Ermita de la Virgen de la Vega, los tradiciones mayos, carnavales y otro tipo de fiestas locales de otro carácter.
    Por último, hay que añadir que se vienen realizando congresos de investigación y reuniones científicas relacionados con la vida y obra del genial escritor Francisco de Quevedo y Villegas, que residió y fue el Señor de esta localidad los últimos años de su vida. Estos eventos se llevan a cabo en la actual Casa-Museo de Francisco de Quevedo.
    Por supuesto, es un lugar rodeado de localidades de gran interés histórico y cultural como son Villanueva de los Infantes y  San Carlos del Valle, entre otros.





Si tiene una empresa, negocio, autónomo, artesano etc. en CASTILLA LA MANCHA y quiere aparecer aquí, deje los datos que quiera aparencan en comentarios, es gratis.
















No hay comentarios: