jueves, 26 de octubre de 2017

MALAGON Ciudad Real España historia, cultura, turismo, alojamiento, empresas





MALAGON


Ciudad Real España historia, cultura, turismo, alojamiento, empresas





 Parece que estos primeros grupos humanos tuvieron sus primeros establecimientos en torno a las terrazas fluviales del Guadiana Medio desde donde penetran en el Achelense Superior sus afluentes como el Río Bañuelos y El Bullaque. El Achelense superior supondría el primer momento de difusión territorial importante durante el Paleolítico, donde encontramos dos asentamientos muy significativos en la Submeseta Sur : El Sotillo en Malagón y Las Casas del Río en Porzuna.
En el Paleolítico Medio, se produce una expansión del poblamiento por el territorio que nos ocupa, multiplicándose los asentamientos en las terrazas bajas de los ríos, afluentes y zonas lacustres (Bañuelos, Becea, Las Navas, etc.)
Del Paleolítico Superior, desconocido hasta ahora en la provincia, se han localizado yacimientos importantes en torno de zonas lacustres y en los márgenes del Becea y del Bañuelos.

Con la aparición del Neolítico en la Península Ibérica (c. 5.600 cal. a.C.), y hasta la disolución de las sociedades del Bronce (c. 1.500 cal. B.C.), tenemos una etapa oscura dentro de los estudios históricos de la región, debido a la falta de trabajos sistemáticos. Este periodo es muy importante, porque comprende un largo proceso que se inicia con la formación y expansión de las primeras sociedades agrícolas, hasta llegar al extremo opuesto, caracterizado por la jerarquización y la desigualdad social, que comienza a darse en la Edad del Bronce

No abundan, sino todo lo contrario, los poblados neolíticos al aire libre, y de hecho no encontramos asentamientos en zonas del interior de la península hasta muy avanzados el IV milenio. El hecho de que sea el hábitat en cueva el patrón de asentamiento típico podría explicar la ausencia de yacimientos neolíticos en las tierras del interior mesetario.
En el término municipal de Malagón, se han identificado varios yacimientos que podrían ser neolíticos; este es el caso de la Raña del Moro II y III, ambos sobre la terraza del actual río Bañuelos.
Por lo que respecta al Calcolítico, los inicios se sitúan en otras áreas de la Península en trono a la mitad del III milenio, y su aparente generalización se producirá con la denominada cultura del Vaso Campaniforme.
La primera característica que tenemos que atribuir a este periodo es que hay que entenderlo como un periodo de evolución respecto al Neolítico y no de ruptura.

Frente a la riqueza de hallazgos campaniformes en la cercana área toledana, en nuestra zona de estudio los primeros grupos metalúrgicos están mal documentados aunque, gracias a trabajos de prospección recientes, se han detectado un elevado número de yacimientos situados en las comarcas de La Mancha, Campo de Calatrava, Campo de Montiel y Montes de Toledo, que en un primer momento y hasta que se proceda a su excavación se han atribuido al Calcolítico.

Con esta cuestión, lo que queremos resaltar, es la dificultad a la hora de establecer unos patrones de asentamiento claros, no solamente para el periodo Calcolítico, sino para todo ese lapso temporal que va desde el Neolítico hasta la Edad del Bronce, aunque a priori, los asentamientos en este periodo, se van a caracterizar por ser en fosos o silos (lo que se conoce como fondos de cabaña), que será una constante hasta la generalización de las construcciones en piedra, cambio este último que aparece a c. 3.000 B.C., en el ámbito cultural de Los Millares, pero que se generalizará y se desarrollará plenamente a partir del Campaniforme-Bronce, como en los ámbitos culturales de El Argar y su periférica (Bronce Valencia y Bronce Manchego o de las Motillas.)
Para el caso de Malagón, se tienen noticias de un enterramiento en el Abrigo del Puerto de los Franceses, que no se llegó a localizar y del que existen materiales depositados en el Museo Provincial de Ciudad Real.
Será a partir del estudio de la Edad del Bronce en La Mancha, llevado a cabo por diferentes grupos de investigación, cuando se incrementan los trabajos sobre el poblamiento prehistórico en la provincia, cuya característica más importante en que podemos diferenciar 3 fases:

Motillas.- Se localizan en zonas pantanosas, en los valles de los ríos y dentro de los ríos, formando islas. En la actualidad se conocen más de una veintena de motillas que se extienden en una amplia zona que va desde Argamasilla de Alba al este, hasta las líneas de Carrión de Calatrava-Malagón en su extremo occidental; hacia el sur se extiende hasta el Campo de Calatrava y hacia el norte está limitando por la estribaciones de los Montes de Toledo. Poblados en altura, cerros o castellanes.- Son yacimientos emplazados en cerros altos y escarpados, en áreas que permiten el control de los pasos naturales y zonas en llano.
Poblados en llano.- Son yacimientos que no han sido tan estudiados como los dos casos anteriores, pero que a raíz de unas prospecciones más intensivas está aumentando el número de estos yacimientos, donde se puede inducir una localización en fondos de valles, cercanos a arroyos subsidiarios de los afluentes del Guadiana y en zonas endorreicas.
En Malagón, existe un acusado poblamiento en época del Bronce, donde nos encontramos con una serie de yacimientos en altura como es el caso de El Moledero, El Fraile y la Monja, El Castillejo , Morrilla de la Nava ... cuya característica común es que son pequeños establecimientos con un marcado carácter defensivo (presencia de morras y líneas de murallas). Estos yacimientos se encuentran localizados en una situación estratégica, porque desde ellos se tiene un amplio control visual, tanto a zona llana, como de los pasos naturales.
Pero sin duda, el yacimiento más significativo correspondiente a este periodo es la Plaza de los Moros, en el que se ha encontrado materiales cerámicos de la Edad del Bronce, Hierro y Medieval.
A partir del Bronce Final cabe señalar en la Meseta dos grandes etapas culturales: la Edad del Hierro I, período de transición con diversas influencias que cristaliza en diversas formaciones étnicas, y la Edad del Hierro II, en que se produce la iberización de las etnias ya formadas y el posterior proceso de romanización.
De la época ibérica, en Malagón, se tienen evidencias arqueológicas de un asentamiento, ya desaparecido, que se ubicó en el cerro amesetado de el Castillo de Malagón.

Con la introducción del Mundo Romano en la Península Ibérica, se van a producir una serie de cambios políticos, económicos, sociales, religiosos culturales..., que se va a plasmar en el proceso de romanización. Proceso que debe haber penetrado por rutas, ya sean naturales o trazadas por el hombre, a través de las cuales han circulado las ideas y productos que han condicionado la definición de la cultura romana.
Los estudios de la red viaria de época romana en la actual provincia de Ciudad Real se remontan a finales del siglo XIX, gracias a autores como Coello, Blázquez, Hervás y Buendía, pero será a partir de 1969, fecha en que Corchado Soriano realiza una síntesis sobre la red viaria romana entre el Tajo y el Guadalquivir. Pero será la aportación de las fuentes clásicas como los Vasos de Vicarello, el Anónimo de Rávena y, sobre todo, el Itinerario de Antonino. Según estas fuentes clásicas destacaría la vía 29 del itinerario de Antonino –Per Lusitaniam ad Emerita Caesaraugustam- que cruzaba la provincia de Este a Oeste, desde Laminio, hasta Sisapo, pasando por Carcuvium, Ad Turres y Mariana. Otra de las vías mencionadas por las fuente clásicas es la vía 30 del Itinerario de Antonio –Item a Laminio Toletum-, que uniría Laminio con Toletum y que en gran medida coincidiría con la vía de Complutum a Castulo descrita en el Anónimo de Rávena.


En estas fuentes escritas romanas, no se hace referencia al paso de vías por Malagón, a pesar de ello, hay investigadores como Corchado Soriano que hablan de una vía de Toledo a Córdoba, que pasaría por Malagón.
Pero de lo que se tiene referencias escritas es de la posible existencia de una necrópolis romana en la población, este es el caso de las Relaciones de Felipe II, que hablan de un elemento funerario encontrado en una carnicería. Al margen de los restos funerarios, no se dispone de más evidencias salvo las fuentes arqueológicas, que nos demuestren la presencia romana en este término en lugares como la Solana o la Tejera. Además, en la aldea del Cristo del Espíritu Santo, hay evidencias de restos romanos o tardorromanos, como es el caso de un tambor de columna que hay junto a la ermita y un ara sillar de piedra de arenisca empotrado en una esquina de la ermita con inscripción.
La presencia de este monumento religioso junto a otros restos, pueden indicar la existencia en la ermita y sus inmediaciones de restos romanos, que pueden haberse reutilizado para la construcción del templo cristiano a partir del siglo XVI.
Durante la etapa bajoimperial, estas tierras, al igual que el conjunto de Hispania, se encontraban padeciendo las secuelas de la crisis que afectó al Imperio romano de Occidente en el siglo III. Ello desembocó en un paulatino declive demográfico y económico de la vida urbana –con el empobrecimiento de sus grupos sociales- y de una gradual concentración de la población en el campo. De esta manera, las villae adquirieron una gran importancia para el desarrollo del poblamiento de la zona en todo este periodo, marcando un importante carácter rural.


Desde época Bajo Imperial, hasta la Batalla de las Navas de Tolosa, encontramos en el actual territorio manchego una situación poco estable debido a la situación de la provincia como límite o frontera de dos mundos diferenciados: por una lado el reino de Toledo, el cual va a estar definido desde época visigoda; y por otro lado la región andaluza. Por tanto, estamos ante unos siglos con un marcado carácter militar, lo que provoca una situación insegura, donde no existe un mundo urbano definido y donde las relaciones económicas, sociales, culturas, son tan endebles, que no son capaz de asentarse y de crear una entidad propia.
Con el asentamiento visigodo, la situación de la zona debió de cambiar en cierta medida, aunque siempre tenemos que tener en cuenta que más que un elemento revolucionario, el mundo visigodo, sería más una continuidad de la época Bajo Imperial.
Los cierto, es que tenemos que tener presente que el poblamiento visigodo en Hispania afectaría a la Meseta Norte en su mayoría, mientras que en la actual región de Castilla-La Mancha, éste afectó sobre todo a la Celtiberia y la Carpetania, y en menor medida a la Oretania. Este hecho, no quiere decir que la actual provincia de Ciudad Real, no se viera influida por dicho régimen político, con todas las implicaciones que ello conlleva. Lo cierto, es que contamos con escasos testimonios literarios para su conocimiento en nuestra zona, pero en los últimos años se han desarrollado una serie de excavaciones arqueológicas, Oreto, Alhambra,... y sobre todo en Malagón.
En Malagón, más concretamente, en el Cristo del Espíritu Santo, se realizaron varias intervenciones de urgencia entre 1990 y 1993, donde se documentaron 76 sepulturas y restos de una Basílica y otras construcciones. Además, se tienen noticias de que han aparecido más tumbas en torno a la ermita, en el patio y detrás, en una zona casi totalmente urbanizada.
También aparecieron tumbas en el casco urbano de Malagón en la C/Real 45, al vaciar el terreno para construir una galería comercial. Otro núcleo importante sería la finca la Solana conocida como Malagón Viejo, donde al parecer aparecieron varios enterramientos.


Con la llegada y establecimiento de los musulmanes, a partir del siglo VIII, la mayor parte del actual territorio castellano-manchego constituyó la denominada Frontera o Marca Media, que no configuraba un espacio administrativo unitario, sino que estaba constituido por diferentes distritos de límites muy variables.
La configuración espacial de la Marca Media puede considerarse que fue su condición de frontera y el tratarse de una zona de paso, factores que incidieron de una manera muy directa en la dispersión de su poblamiento, en la vertebración de las vías de comunicación y en la organización de su sistema defensivo.
La situación con la que se encontraron los musulmanes, era el de territorio muy ruralizado, de ahí que en este territorio no hubiera grandes ciudades, sino urbes medianas y pequeñas, muy vinculadas al entorno rural y enclavadas a lo largo de las más importantes vías de comunicación o formando parte del sistema defensivo, por lo que siempre tuvieron un acusado carácter militar. Ello supuso que durante gran parte de los siglos VIII y IX, la vida urbana no debió de tener ninguna incidencia en estas tierras. Fue en los años finales del siglo IX, durante el Emirato de Córdoba, cuando se produjo una intensificación del fenómeno urbano, consolidando algunas de las antiguas ciudades y creando otras nuevas, por necesidades y conveniencias estratégicas o económicas. La ciudad se convirtió así en un elemento fundamental en la vertebración y control del espacio.
Entre las antiguas ciudades que recuperaron su actividad en estas tierras sólo se pueden señalar los casos de Toledo y de Talavera. Todas las demás prácticamente desaparecieron, siendo sustituidas por otros enclaves que habían surgido en sus inmediaciones. Se produjo así una alteración en la dispersión poblacional, con el traslado a éstos de los habitantes de aquellas, provocando su paulatino abandono.
Este mismo proceso, lento pero, al final, efectivo, influyó en el declive de Oreto, cuyo status privilegiado en época visigoda va a ser sustituida por el aumento de la importancia como centro urbano de Calatrava la Vieja, provocando toda una redistribución poblacional alrededor de este enclave, el cual, influiría directamente sobre el actual límite de Malagón.
Tras la creación de la Taifa de Toledo en 1031, pero sobre todo a raíz de la caída de la ciudad en manos de Alfonso VI en 1085 hasta la victoria cristiana de las Navas de Tolosa en 1212, el territorio se encuentra sometido a constantes enfrentamientos entre grupos cristianos contra contingentes Almorávides y Almohades.
Esta situación provocó que Calatrava La Vieja tuvieran una gran importancia en el desarrollo del poblamiento y la ocupación del espacio, y se convirtió en el centro estratégico-militar de la Marca Media, sobre todo a raíz de la llegada de los almorávides que frenó el impulso cristiano y aseguró este territorio para el Islam, convirtiéndose Calatrava en el centro de operaciones para atacar Toledo.
La batalla de Navas de Tolosa, marca un vértice en la evolución histórica de la zona, porque es la primera vez, desde la crisis del mundo romano en el siglo III, donde se empieza a dar una estabilidad tanto política y religiosa de la actual provincia de Ciudad Real.


A partir de esta fecha, la mayor preocupación va a ser dar un nuevo impulso a la repoblación de la zona, para contrarrestar el grave retroceso económico y demográfico sufrido como consecuencia de los enfrentamientos y destrucciones habidos en múltiples lugares durante la conquista cristiana, quedando como extensos pastizales semidesiertos, en los que la escasa población se concentraba primero al pie de los castillos o en las pocas ciudades fortificadas existentes junto a las cañadas y vías de comunicación.
En líneas generales, el proceso de repoblación se caracterizó por la pervivencia de los núcleos de población existentes en la época musulmana con una fuerte impronta militar que permaneció articulado en torno a fortalezas como Malagón, Piedrabuena, Alarcos o Caracuel. A esto, hay que añadir, la ampliación de la red de fortalezas después de la conquista cristiana, por medio de la construcción de otras nuevas más sólidas, así como por la ampliación de una red secundaria de torres y atalayas. Se formó así una no muy tupida red de concejos con extensos alfoces, como Villa Real que, junto a los grandes dominios de las órdenes militares, trataron de organizar la red de poblamiento de orden secundario e impulsar la aparición de villas y aldeas.
En todo este contexto histórico hay que relacionar el posible origen del actual núcleo de Malagón. En primer lugar, tras la batalla de Las Navas de Tolosa, Calatrava la Vieja no se pudo recuperar como núcleo poblado tras la capitulación y la cabecera de la Orden tuvo que trasladarse a Calatrava La Nueva en 1217. Esto provocó que Calatrava La Vieja ya no fuera centro político, configurándose Malagón como un cruce de Caminos Reales con dos de sus trayectorias, la de Toledo a Córdoba que pasa por el mismo pueblo en su tramo de Malagón-Fernán Caballero-Peralvillo-Pozuelo de Don Gil, y la desviación hacia Granada que discurre por el extremo oriental para cruzar el Guadiana por el puente de Malvecinos y continuar hacia Carrión.
La Encomienda de Malagón tuvo por núcleo originario el castillo de este nombre. Alfonso VIII en el año 1180 donó la mitad del castillo a la Orden de Calatrava y esta adquirió la otra mitad el año 1188 por 400 maravedíes. La Encomienda de Malagón destacó en el Campo de Calatrava por sus pastos, que ocuparon 39.528 hectáreas en el conjunto de sus dehesas.
Coincidiendo con la Reconquista de la zona, el Castillo de Malagón albergó a los Reyes Alfonso VII y Alfonso VIII con ocasión de la firma de dos Reales Cédulas para la repoblación del territorio y a Juan II de Castilla.


La Encomienda sería desmembrada de la Orden de Calatrava el 17 de noviembre de 1547, pasando a territorio de realengo por un espacio efímero de tiempo hasta que fue vendida por el príncipe Felipe, en nombre de Carlos V, el 14 de enero de 1548 a Antonio Ares Pardo, Mariscal de Castilla, por un coste de 55.696 maravedíes.
Convertida la Encomienda de Malagón con todos sus términos en Señorío, con todos los derechos y obligaciones que tuviera la Orden de Calatrava, Antonio Ares Pardo, tomó posesión también de los lugares de Porzuna y demás anexos como Fuente el Fresno y Fernán Caballero.
El primer señor de Malagón incluyó este señorío en el mayorazgo que fundó el 9 de enero de 1561. Arias Pardo falleció en la ciudad de Toledo el 13 de enero de 1561, sucediéndole en el mayorazgo su primogénito, Juan Pardo de Tavera.
De esta manera recayeron los estados en Guiomar Pardo Tavera, hermana del último titular. Pasados tres años, Guiomar contrajo matrimonio con Juan de Zúñiga Requesén, quién falleció en breve, y en 1578 contrajo de nuevo matrimonio con Juan Enríquez de Guzmán.


Felipe III elevó a rango de Marquesado al conceder conjuntamente al matrimonio el título de Marqueses de Malagón (16 de febrero de 1599). En 1622, el Marquesado de Malagón quedó vacante y después de muchos pleitos vino a recaer éste junto a sus señoríos anexos de Fernán Caballero y Paracuellos de Jarama en el II Conde de Villalonso, Diego Ulloa Sarmiento III, descendiente de una tía de la última titular llamada también Guiomar Pardo.
Así, en el primer cuarto del siglo XVIII, los dominios de la Casa de Malagón, cayeron en la de Santisteban del Puerto y con Joaquina María de Benavides y Pacheco, IX Marquesa de Malagón, pasó a la Casa de Medinaceli por estar casada con Luis María Fernández de Córdoba IV y XIII Duque de Medinaceli. La extensión superficial del Marquesado se aproximó a los 891,95 km2, sin contar con Fernán Caballero y Paracuellos del Jarama.
El señor de Malagón adquirió la jurisdicción civil y criminal, ejerciendo el derecho de patronazgo sobre la Iglesia.

En el siglo XIX, la historia de Malagón viene marcada por las dificultades del mundo agrario de su entorno. El comienzo de este siglo supone la incorporación del Marquesado de Malagón a la Casa de Medinaceli. Durante este siglo Malagón no estará al margen de los acontecimientos nacionales, así participará en la Guerra de la Independencia Española y en las Guerras Carlistas.
Las tres cuartas partes del siglo serán de estancamiento económico, con periodos de crisis. Así, a mediados del siglo XIX, Malagón sigue siendo un pueblo principalmente rural, con una agricultura de secano en la que predominaban los cereales, siendo una zona de ganadería y de caza.
La industria era inexistente, tan solo se elaboraba el aceite, el vino y el pan. A todo ello había que sumarle que la apertura del paso de Despeñaperros en el siglo XVIII le había restado tráfico de viajeros y mercancías al antiguo Camino Real de la Plata.
El inicio del Nuevo Régimen viene marcado por diferentes cambios y sucesos. Entre ellos están las desamortizaciones, la de 1855, a diferencia del resto de la provincia de Ciudad Real, no afectó mucho a Malagón y tan solo fueron desamortizadas 263 hectáreas al Convento de San José.
El último cuarto del siglo XIX supuso el renacer de Malagón. La llegada del ferrocarril fue el factor fundamental de esta recuperación. Malagón contará con una vía rápida para sus productos agrícolas e industriales. Durante el siglo XIX, Malagón creció desde el punto de vista demográfico, así su población pasó de 2.740 habitantes en 1787 a 5.012 en 1900. Ya en el siglo XX, con el ferrocarril llegaron las primeras pequeñas industrias.
En cuanto al marquesado de Malagón, este vende sus olivares, viñas y fincas urbanas de Malagón y en 1906 vende a Servilio Martín Toledano los “montes y terrenos” o Estados de Malagón”, título nominal sin efectividad posesoria, acabándose aquí el Marquesado de Malagón.

LAS POVEDILLAS




Las aldeas de Malagón son El Cristo del Espíritu Santo, La Fuencaliente, Las Peralosas, El Sotillo, Los Quiles, Valdehierro, Piedralá y el anejo Las Povedillas.


Una de las fundaciones de Santa Teresa de Jesús se encuentra en Malagón, el Convento de San José. Se trata de la tercera fundación de la Santa y la único convento concebido desde su construcción por Santa Teresa.

LOS QUILES aldea


Es una aldea joven, se creó cuando el Duque de Medinaceli otorgó la escritura de concordia y fueron viniendo gente de diferentes sitios, los primeros pobladores fueron la familia Garcia Nieto, la familia de los Fabianes y la de los Arriates. Es una aldea muy unida todo se ha echo siempre conjuntamente, la construción de la Iglesia, la escuela y la traida del agua potable, todo echo por los vecinos.


EL SOTILLO pedania


El Sotillo es uno de los pocos yacimientos del Paleolítico Inferior que se conocen en el interior de la Península Ibérica en una situación estratigráfica que permite la conservación de los materiales arqueológicos en ambientes poco alterados y en óptimas condiciones de estudio.

Su interés deriva también de la existencia de niveles achelenses con altas concentraciones de artefactos de piedra tallada. La investigación de este singular yacimiento podrá aportar resultados fundamentales para comprobar el carácter africano del achelense del suroeste de Europa y para discutir la existencia de distintas tradiciones tecnológicas en el Pleistoceno medio europeo desde hace medio millón de años.

EL CRISTO DEL ESPIRITU SANTO pedania



El Santuario del Santísimo Cristo del Espíritu Santo, situado en la pedanía que lleva su mismo nombre, alberga la mayor parte del año al santo patrón de la localidad de Malagón en Ciudad Real.
El santo, se traslada en procesión los dieciocho kilómetros que separan el Santuario de Malagón con motivo de las Fiestas Patronales de esta localidad, regresando al final de las mismas mediante la celebración de una importante romería.



LAS PERALOSAS pedania



  • Ermita Cristo del Espíritu Santo en Malagón

    El buen acceso que tiene por carretera gracias a la N-401 hace que visitarla sea muy fácil desde Toledo y Ciudad Real. Su extenso término municipal abarca las aldeas de La Fuencaliente, Valdehierro, Las Peralosas, Piedralá, Las Povedillas, El Sotillo, Los Quiles y El Cristo del Espíritu Santo
  • El buen acceso que tiene por carretera gracias a la N-401 hace que visitarla sea muy fácil desde Toledo y Ciudad Real. Su extenso término municipal abarca las aldeas de La Fuencaliente, Valdehierro, Las Peralosas, Piedralá, Las Povedillas, El Sotillo, Los Quiles y El Cristo del Espíritu Santo. Nos detendremos en esta última, porque  a 17 km de su población existe una importante necrópolis visigoda y el Santuario del Cristo del Espíritu Santo, visita obligada si pasamos por Malagón. 
    El santuario está formado por varios edificios y lo podríamos encuadrar por su arquitectura de carácter popular entre los siglos XVI y XVII. Todo el conjunto conserva una gran belleza evocadora de un pasado más religioso, y se dispone en torno a un patio central de galerías porticadas de madera. De su iglesia debemos admirar el retablo barroco y un lienzo del “Ecce Hommo” del siglo XVI. Ya fuera de la iglesia encontraremos una estela funeraria romana del siglo I.
    Preguntar en el Ayuntamiento por los horarios de apertura para visitarlo.
    Muchas son las visitas que se pueden recomendar en las aldeas que componen este municipio, pero si hemos de destacar alguna nos quedaremos con las muestras de la arquitectura civil tradicional como son el molino de Carrillo, que conserva la maquinaria original de 1713; y las casas solariegas de los siglos XIX y XX, con bonitas fachadas neomudéjares y levantadas a base de aparejo y ladrillo visto.
  • Las Navas de Malagón

    Las Navas de Malagón es un complejo lagunar formado por tres cubetas lagunares, encharcadas de manera estacional, y donde la mayor de ellas, conocida como Nava Grande’, presenta un anillo de tobas volcánicas a su alrededor. Las aguas que se remansan en las depresiones vinculadas 
  • Este espacio natural protegido está formado por tres lagunas de origen volcánico, conocidas como La Nava Grande, Nava de Enmedio y Nava Chica, situadas al pie de la Sierra de Malagón, en el término municipal de Malagón, en Ciudad Real. Son lagunas estacionales, de salinidad muy variable debido a los aportes tanto superficiales como subterráneos, siendo éste el motivo de su alta diversidad biológica, de su rareza y de su vulnerabilidad. Destaca especialmente la Nava Grande, por su mayor tamaño, por la mayor permanencia de sus aguas y por presentar un anillo de tobas volcánicas a su alrededor. Este complejo lagunar posee gran importancia como zona de invernada de un gran número de aves acuáticas.
    El principal interés faunístico de la zona reside en las poblaciones de aves acuáticas ligadas a las zonas húmedas, que resultan muy interesantes y valiosas a escala nacional e internacional. Su capacidad de acogida depende de los niveles de agua, por lo que es muy variable de año en año en función de la pluviosidad registrada y del agua almacenada. Entre todas estas especies destaca la malvasía cabeciblanca, incluida en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas como “En Peligro de Extinción”, así como el zampullín cuellinegro, el zampullín chico, el pato colorado, el ánade friso, el pato cuchara, el fumarel cariblanco, el somormujo lavanco y el porrón común. También es importante mencionar la presencia de la ranita de SanA ntonio y del tritón pigmeo dentro del grupo de los anfibios, ambas especies catalogadas “De Interés Especial” en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas.
    El acceso a la Reserva Natural es libre. Con salida desde Ciudad Real, se debe tomar la N-401 hasta la localidad de Malagón. Una vez allí y a través de la carretera CM-4114 nos encontraremos consecutivamente la laguna de Nava Pequeña, seguida por Nava de Enmedio y Nava Grande.
    En cualquier temporada del año se puede visitar la Reserva. Vestirse con ropa y calzado cómodo para caminar por el campo. Llevar cámara de fotos y muchas ganas de disfrutar.
  • Museo de Malagón

    El Museo de la localidad de Malagón, en la provincia de Ciudad Real, alberga una exposición de piezas de carácter etnográfico y arqueológico
  • El museo tiene como principal objetivo exponer y conservar los bienes artísticos, etnológicos y etnográficos del municipio.
    Entre su colección etnográfica se encuentran objetos de la vida cotidiana de antaño, útiles y enseres de las actividades tradicionales, como artesas, arreos, aperos de labranza (trillos, arados, rejas...); e instrumentos para la obtención de miel y la elaboración de quesos artesanos.
    Además, el Museo de Malagón alberga una colección de restos arqueológicos hallados en los numerosos yacimientos del municipio, datados en el Paleolítico y la Edad del Bronce.
  • Carnaval de Malagón

    El desfile y el portar las Banderas de Ánimas es uno de los símbolos más característicos del carnaval de Malagón. Desde el domingo hasta el martes, los abanderados recorren las calles con la única compañía de un tambor que va marcando el paso.
  • Esta es sin duda la fiesta más destacada y arraigada en Malagón. El concurso del cartel anunciador es el primer acto de carácter carnavalero, aunque la fiesta de Carnaval empieza a vivirse intensamente el Jueves Lardero, jueves antes de Carnaval. Es tradicional la ascensión al paraje conocido como Plaza de los Moros. El viernes, se inician oficialmente los Carnavales con el pregón, distinción al Abanderado de Honor y el Certamen de Murgas, en el que los distintos grupos de la localidad hacen gala de su humor en las letras satíricas que dedican a políticos, a personajes populares, etc. El sábado de Carnaval se celebra un gran desfile de Carrozas y Charangas, uno de los más antiguos de la provincia.
    Durante los días de Carnaval se celebran multitudinarios Bailes de Máscaras, destacando por su originalidad el Mascarón Callejero, personaje que recorre las calles evitando, con sus vestidos grotescos y sus gestos, ser reconocido por sus paisanos. “¿A que no me conoces?” será el grito más repetido por estas divertidas máscaras.
    Pero si hay una tradición única del Carnaval de Malagón es sus Banderas de Ánimas. La historia de esta peculiar tradición hay que buscarla en los albores del siglo XVI, cuando ya existía en Malagón una Cofradía de Ánimas que en los días de Carnaval celebraba sus actos de recuerdo a los difuntos. El paso de los siglos hizo que esta Cofradía se arraigara y surgiera entre sus actos el desfile de Banderas, que ha perdurado hasta nuestros días. El domingo, lunes y martes de Carnaval, acompañados por el sonido de los tambores, un desfile de abanderados, vestidos con ropas negras y pañuelo al cuello, recorre las calles de Malagón portando las Banderas de las Ánimas. Estas Banderas están elaboradas con delicadas telas de colores oscuros, bordadas en oro y sedas de colores con motivos religiosos, que se rematan en su parte superior con un ramo de flores y de las cuales pende un penacho de cintas de raso que ondean al viento. El significado de estas Banderas no se conoce con claridad, pero la opinión más aceptada es que se trata de un recordatorio que se hace a los habitantes de Malagón para que recuerden lo efímero de la vida y a sus difuntos en medio de las diversiones profanas. Por las mañanas de estos días de Carnaval, las Banderas acuden a la iglesia parroquial de Santa María Magdalena para celebrar la Función de Ánimas y por la tarde en el mismo Templo, la Ofrenda y la Procesión con el Santísimo Sacramento. En ocasiones acompañan en este desfile a las Banderas unos curiosos bastones que se denominan jinetas.
    También se celebra en los últimos días de Carnaval el Concurso Regional de Migas, que congrega a multitud de participantes venidos de muchos puntos de la región y en el que se ofrecen migas para la degustación de todos los asistentes.
    En resumen: el Carnaval de Malagón es una fiesta singular, atractiva, divertida y acogedora que hunde sus raíces en la historia y en la que se puede disfrutar tanto del buen ambiente de la fiesta y de la hospitalidad de los malagoneros, como de una rica y variada gastronomía, propia de estos días, en la que destacan las rosquillas, los barquillos y las flores.
    Fiestas de Interés Turístico Regional.
  • HOTEL APARTAMENTO RURAL FUENTETARAY

    Una gran casa típica manchega con tradición y modernidad que se encuentra ubicada en el término municipal de Malagón, concretamente en el kilómetro 6.5 de la carretera que va de Malagón a Los Cortijos
  • El Complejo Turístico Rural Fuente Taray es una edificación típica manchega, de construcción nueva de piedra, ladrillo y madera, que ofrece 8 apartamentos privados, de uno y dos dormitorios, de categoría estandar y superior, respectivamente, totalmente equipados y repartidos en torno a un patio, empedrado con adornos florales, el cual proporciona un ambiente único de calidez y tranquilidad  con una combinación de lujo discreto pero atemporal.
    Cada apartamento está dotado de aire acondicionado, calefacción, cocina con sala de estar equipada con sofá-cama, televisión de pantalla plana y mesa de comedor, así como baño con ducha, secador de pelo y artículos de aseos gratuitos. La cocina cuenta con horno, microondas y nevera, y algunos apartamentos disponen también de chimenea. El establecimiento cuenta, además, con piscina exterior compartida y conexión WiFi gratuito.



  • Molino Carrillo- Malagón

    Malagón, es uno de los mayores pueblos al norte de la provincia de Ciudad Real, en la comarca Montes de Ciudad Real. Tiene un pasado remoto situado en el Neolítico, con prueba artística de ello en sus pinturas rupestres
  • Malagón, es uno de los mayores pueblos al norte de la provincia de Ciudad Real, en la comarca Montes de Ciudad Real. Tiene un pasado remoto situado en el Neolítico, con prueba artística de ello en sus pinturas rupestres. Una época tartesia a la que debe la peculiaridad y el monumento del sepulcro de Publio Cornelio de Alarcos, que calló en la Batalla de Salaria de la segunda Guerra Púnica.
    El Puente del río Bañuelos de la época romana nos sorprende con sus diez ojos, hoy maltrechos a la espera de rehabilitación, formados por arcos de bóveda de ladrillo, unidos con argamasa de cal y arena.
    En la orilla derecha del río junto al puente se encuentra el Molino Carrillo, llamado así por su primer propietario. Es una construcción  de 1713, realizada con muros de mampostería y gruesos contrafuertes cilíndricos, cubiertos de cerchas de madera y teja curva que conserva, la maquinaria original.
    Tels. Ayuntamiento 926 802 697. Acceso N-401
  • Museo Guerrero Malagón

    El Museo Guerrero Malagón de la localidad de Urda, recoge parte de la obra producida por este pintor a lo largo de su vida artística. Una importante colección que procede de una donación del propio artista a su pueblo natal
  • El museo propone un recorrido por la evolución artística del pintor Cecilio Mariano Guerrero Malagón, desde los primeros dibujos y óleos de aprendizaje hasta alguna de sus últimas obras, pasando por lo que no ha de considerarse sino meros ejercicios de pintor.
    En este Museo está presente el disfrute costumbrista que le produjo siempre bucear en la realidad cotidiana, las fantasmagorías compuestas en torno a Toledo, ciudad que ha convertido en vanguardia y retaguardia de su obra.
    El Museo exhibe también parte importante de sus dibujos de guerra y apuntes mediterráneos, donde descubre la luminosidad de los cielos murcianos, y la esperpéntica y dura crítica social ejercida, sobre todo, a través de esta obra gráfica. A su paso por París se dedica una de las salas donde se exhibe la serie de dibujos La Tauromaquia. El impresionismo de muchos de sus paisajes toledanos y sobre todo un expresionismo patente y latente en buena parte de su producción, están presentes también en la muestra.
  • RESTAURANTE FUENTETARAY

    Gastronomía, naturaleza y avifauna se funden en medio de un estanque para deleitar a los paladares más exigentes
  • El entorno natural, una laguna, de agua de manantial, de 45.000 metros cuadrados, es todo un privilegio que ofrece a sus comensales unas vistas espectaculares mientras degustan los platós de los menús de fin de semana o aquellos que son elaborados a la carta.
    El Restaurante “Fuentetaray”, con una capacidad total para 74 comensales, ofrece una cocina tradicional casera con toques vanguardistas y modernos, pensada para aquellos comensales que saben apreciar el diseño y la textura de los buenos sabores elaborados con productos de temporada. Asimismo, el establecimiento ofrece una bodega con vinos de La Mancha, Valdepeñas, Ribera del Duero y Rioja. La joya de la corona es el cenador de madera que, instalado en otra península de la laguna, al cual se accede a través de una pasarela de madera, tiene una capacidad para 28 comensales y ofrece eventos personalizados.
    Reservas: 926 266 255
  • Casa Rural Casa Luciano

    La Casa Rural Casa Luciano, situada en el centro urbano de la localidad de Malagón, está emplazada en una antigua bodega y granero rehabilitados. Cuenta con parking, mesón-restaurante, bodega, tienda de productos típicos y una habitación adaptada para discapacitados

Antigua casa de labranza de finales del siglo XIX, con fachada de ladrillo de estilo neo-mudéjar a la que se accede por antiguo portalón de carruajes que conduce a un amplio patio -antiguo corral donde se daban las típicas faenas de labranza-.
En torno a él se desarrollan varios edificios destinados a MesónRestaurante, Dormitorios, SalonesTiendaBodega, etc. En los antiguos graneros y despensas de la planta alta, hoy se ubican los otros cinco dormitorios, todos con baño y climatización y se decoran de forma singular, utilizando muebles y enseres de la época, pertenecientes a la familia propietaria, creando un ambiente familiar, tranquilo, agradable y acogedor.

  • Apartamentos Turísticos Las Casitas de la Aldea

    Los Apartamentos Turísticos Las Casitas de la Aldea están situados en la pedanía de El Cristo del Espíritu Santo, dentro del término municipal de Malagón (Ciudad Real)
  • Las Casitas de la Aldea son cinco cabañas o casitas situadas en la loma de una sierra, rodeadas de olivos y frente a un hermoso valle, con zonas de paseo y dos barbacoas, y ofrece la posibilidad de rutas de senderismo por las sierras cercanas.
    Cada casita dispone de una chimenea en el interior y una sala común, agua caliente, calefacción, televisión, vitrocerámica, nevera, microondas, menaje, cubiertos y vajilla.
    No admiten animales.
  • Hotel Estados del Duque

    En el corazón de la Mancha, en la provincia de Ciudad Real, concretamente en el término municipal de Malagón, se encuentra Hotel Estados del Duque. Con todas las comodidades de un gran hotel donde recibirás un trato familiar, que te ayudará a disfrutar de tu viaje.
  • Hotel Estados del Duque, con 35 habitaciones, se muestra ideal como punto de partida de excursiones de ocio en la zona para todo aquel que quiera disfrutar de los rincones de la Mancha.
  • Hotel Las Navas

    El Hotel Las Navas en Malagón: Una estancia confortable en un ambiente agradable, un buen servicio y una ubicación céntrica en la región, son las principales características de los servicios que ofrece nuestro hotel.
  • Todas las habitaciones disponen de aire acondicionado, TV, balcón y baño propio. Además ofrece conexión inalámbrica a internet gratuita en todas las zonas y una piscina exterior, solarium y jardín.Estructura: 12 plazas, 8 habitaciones, 2 plantas. renovado en 2007. Servicios: Admiten mascotas, Admiten tarjetas de crédito, Aire acondicionado en las habitaciones,  Cuna, Discoteca, Jardín o terrazas, Parking, Piscina, Teléfono en las habitaciones, Televisión en las habitaciones, Wi-fi gratuito . Precios especiales para empresa.
  • Restaurante Casa Luciano

    El Restaurante Casa Luciano está situado en una antigua casa de labranza de finales del XIX, en la localidad ciudadrealeña de Malagón, que ha sido rehabilitada para acoger una casa de turismo rural, tienda de productos típicos, bar y mesón-restaurante, bodega, distribuidos alrededor de un patio 
  • El restaurante, habilitado en las antiguas estancias de la bodega y el granero, dispone de dos salones decorados con objetos y aperos de la antigua vivienda, amplios y luminosos.
    En su carta ofrece platos típicos de la zona y su especialidad, las carnes al horno de leña.
  • Casa Rural Los Quintanares

    La Casa Rural Los Quintanares está situada en las estribaciones de los Montes de Toledo, rodeada de viñas y olivos es la adaptación de una casa de labranza del siglo XIX en la que se han respetado los elemetos propios de su arquitectura.
  • La Casa Rural "Los Quintanares" está situada en las estribaciones de los Montes de Toledo, rodeada de viñas y olivos es la adaptación de una casa de labranza del siglo XIX en la que se han respetado los elemetos propios de su arquitectura: muros de gran grosor, vigas de madera, techos altos, ventanas, etc. dando como resultado un alojamiento confortable y moderno.
    Campo de golf natural de 18 hoyos denominado Albacea de libre acceso a 2 Kms de la Casa Rural. A unos 7 Kms. se encuentra el Pantano de Gasset. A 28 kms aprox. se encuentra el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel de gran interés turístico, con gran riqueza y variedad de aves acuáticas.
    Algo más lejos se encuentra el Parque Nacional de Cabañeros, que destaca no solo por su belleza, también por la variedad de árboles autóctonos, aves y fauna. Por los alrededores pueden hacerse rutas de senderismo con subidas a los montes, recorido de 2 a 3 horas ida - vuelta.
    Malagón es un pueblo de gran riqueza hortícola que da magnificos productos comola judía blanca, melocotones, albaricoques, melones, sandías, tomates…todos de exquisito sabor. También tiene una fábrica de conservas hortícolas que puede visitarse y comprar. Hay varias frábicas de queso con denominación de origen; diferentes bodegas y una almazara.
  • Restaurante La Mojonera.

    Este establecimiento situado en Malagón se caracteriza por su variada carta de comida tradicional y su trato exquisito a la clientela




Apartamentos rurales La Finka

MalagonCiudad Real (Castilla-La ManchaEspaña)

HUERTA LA CANDELA

http://lafinka.es/
Telefonos 
  • (0034) 669100012
  • (0034) 926695008
Habla Alemán, Francés, Inglés, Español
  • Exterior: Jardín,  Barbacoa,  Terraza,  Piscina,  Muebles de jardín. 
  • Interior: Zona de aparcamiento,  Abierto en Nochevieja,  Microondas,  Calefacción,  Comedor,  Baño en habitación,  Cocina,  Chimenea,  Televisión. 
  • Servicios: Se sirven desayunos,  Bicicleta disponible,  Cuna disponible,  Documentación sobre la zona,  Actividades para niños,  Acceso internet,  WiFi gratis. 
  • Situación: Aislada,  Zona de baño interior (ríos, embalses, etc.). 
  • Tierra: Golf. 
  • tienes opciones de jugar al futbol, voley, golf, baloncesto... zona amplia de juegos para niños con casa en el árbol. Dar paseos, subir al monte, 
    En la zona tienes excursiones a Cabañeros, paseo por las tablas de Daimiel, ...
    Campo de golf cercano. 9 hoyos. Ameno y divertido con la mayor cancha de practicas de europa. Cancha para pegar bolas en la misma finka.



Casa Rural Los Quintanares

MalagonCiudad Real (Castilla-La ManchaEspaña)
Telefono 
  • (0034) 630 201 315


Habla Inglés, Español


La Casa Rural “Los Quintanares” está situada en el interior de un valle, rodeada de viñas, cerezos y olivos centenarios.  Se encuentra ubicada en las Navas de Malagón, una reserva natural en las estribaciones de los Montes de Toledo. Rehabilitada en 2008 con exquisito gusto a partir de una casa de labranza del siglo XIX, se ha tratado de mantener al máximo todos los elementos originales de su arquitectura de estilo rústico: muros de gran grosor, techos altos, vigas de madera, puertas, verjas, ventanas, chimeneas y tejados, dando como resultado un alojamiento con carácter y a la vez confortable y moderno.
Cabe destacar la decoración de toda la casa, obra del tesón y paciencia de la propietaria,  que ha sido pensada con el máximo cuidado para que cada elemento nos transporte al mismo siglo XIX. En el patio, de 500 metros cuadrados amurallado de piedra y encalado,  podemos encontramos  a modo de exposición con aperos  propios del lugar, así como con un cenador de piedra y terraza a modo de solarium. Del interior de la casa llamará nuestra atención desde el mobiliario de la época, restaurado en la actualidad, hasta cualquiera de los complementos y detalles que descubriremos durante nuestra estancia.

La casa cuenta con una gran chimenea en el salón y una estufa de orujo para caldear las distintas estancias, manteniendo así el estilo y la esencia de las antiguas casas de labranza.

  • Exterior: Jardín,  Barbacoa,  Terraza,  Muebles de jardín. 
  • Interior: Colección de juegos,  Microondas,  Calefacción,  Comedor,  Jacuzzi,  Cocina,  Chimenea,  Televisión,  Sala de estar,  Zona de aparcamiento,  Abierto en Nochevieja,  Chimenea en habitación. 
  • Servicios: Admite animales,  Cuna disponible,  Documentación sobre la zona. 
  • Situación: Montaña,  Aislada,  Afueras del casco urbano. 
  • Tierra: Bicicleta de montaña - BTT,  Golf,  Senderismo - trekking. 
  • Talleres: Observación de fauna y flora. 
  • Para los amantes del senderismo y la naturaleza, existen infinidad de posibilidades y rutas que pueden hacerse con subidas a los montes cercanos y con recorridos de 2 a 3 horas de ida - vuelta.
    
    También podemos disfrutar de la rica y variada gastronomía manchega, con platos como las migas, las gachas, el pisto y el queso manchego, todo ello bien acompañado con el vino de la tierra.


Conservas Huertas, S.A.

fabrica de conservas platos pre cocinados
Pol. Ind. Cervantes 19 13420 Malagón
España


Aceites Malagón, S.L.

FABRICA DE ACEITE DE OLIVA ALMAZARA DE LA MANCHA ESPAÑA
C/ Real De La Plata 2 13420 Malagón
España


Pastelería Mandul, S.L.

FABRICA DE PASTELERIA ARTESANA
C/ Cervantes 17 13420 Malagón
España


Industrial Quesera Cuquerella, S.L.

FABRICA DE QUESO DE LA MANCHA ESPAÑA
Pol. Ind. De Toledo 13420 Malagón
España


Mazalmendra, S.L.

FABRICA DE TURRONES MAZAPANES
C/ Magallanes 3 13420 Malagón
España

Dulcrisol, S.L.L.

FABRICA DE MAZAPANES TURRONES
Pol. Ind. Arrieros 19 13420 Malagón
España


Hergo Silleria, S.L.

FABRICA DE MUEBLES DE OFICINA
Pol. Ind. Valencia 
Plind Las Viñas 
13420 Malagón
España


Persianas Luser, S.L.

FABRICA DE PERSIANAS
Pol. Ind. Viñas 55 13420 Malagón
España


Fortema, S.L.

FABRICA DE MALLA PARA CERCADOS
C/ Reina Sofia 1 
Los Quiles 
13428 Malagón
España


Si tiene una empresa, negocio, autónomo, artesano etc. en EN ESTA POBLACION y quiere aparecer aquí, deje los datos que quiera aparencan en comentarios, es gratis.

Si tiene algún dato interesante de esta localidad, si quiere compartirlo, déjelo en comentarios

Podéis colaborar VIENDO la publicidad que aparece en el blog, esto no os supone ningun costo

















No hay comentarios: